Translate to Enlgish

sábado, 5 de marzo de 2011

Los riesgos de jugar al poker en el artico (actualizado con fotos)

Hola gente, como andan todos por ahí??

Yo acá vuelvo con otro "mini relato" de mis aventuras en el ártico. Esta vez no tengo fotos mías, las que tengo son prestadas porque como leerán a continuación no daba para andar sacando fotos jijijiji. (todavia estoy esperando las fotos de la tormenta, asi que ni bien las consiga las cuelgo en el blog)

Todo comenzó el viernes a la madrugada, ya que todo se dio por una sucesión calamitosa de hechos bochornosos, cuando al levantarme me doy cuenta que mi celular estaba sin señal, por si solo eso no es gran cosa, mas acá en el norte que los celulares andan cuando quieren jijiji.

Así que me fui a trabajar, para enterarme más tarde que tampoco había internet ya que el sitio donde están las antenas sufrió un desperfecto. Y el comentario era que iba a tardar unos días en arreglarse porque se venía una tormenta y no iban a poder ir a arreglarlo hasta que mejorara el clima.

Hasta ahí todo bien, sin nada muy grave… Pero como ya se imaginaran yo no me voy a quedar sin dar que hablar… Y como ya habíamos planeado con Jordan, Gabriel y Joan Sebastian (dos chicos de Montreal que se mudaron hace poco para Inuvik) de ir a la cabaña de Mo a jugar al póker y pasar la noche. Lo llamo a Jordan a la tarde después de trabajar y nos vamos a la casa de Mo a buscar los moto trineos para ir a la cabaña porque a esas horas el viento estaba bien fuerte y estaba nevando abundante porque hacia como 3 días que estaba con temperaturas cálidas para el ártico (unos 10 grado bajo cero) con decirles que el jueves yo andaba de bermuda porque estaba lindo…

Pero no íbamos a dejar que una pequeña tormenta ártica nos detuviera así que nos fuimos con Jordan a través de una cañada que conecta el Rio Mackenzie con el Lago del aeropuerto que es donde está la cabaña. Yo ya conocía el camino y como nos íbamos con viento a favor, todo fue de maravillas. Yo iba en el moto trineo nuevo de Mo y Jordan en uno más viejo pero que anda de maravillas. Cuando llegamos al lago el viento estaba bastante arrebolado pero encontramos la cabaña enseguida, prendimos el fuego y combinamos con Jordan de que fuera a buscarme a la entrada del lago en 1 hora ya que yo iba a volver al pueblo a buscar a los otros 2 para llevarlos en camioneta hasta el lago y después Jordan los llevaba hasta la cabaña en el moto trineo. Pero ya ahí arrancamos mal porque tras volver al pueblo y agarrar la camioneta cuando estaba yendo a buscar a los gurises me quede trancado en la nieve porque con la tormenta que no cedía se había acumulado mucha nieve en la ruta y la camioneta se atascó. Tras media hora de escarbar y putear logre salir y me fui a buscar a los gurises, para cuando llegamos al lago el pobre Jordan nos estaba esperando sentado en el moto trineo, menos mal que estaba medio al reparo y que no hacía mucho frio (más o menos 15 grados bajo cero) y ta, los deje a Gabriel y Sebastian con Jordan y me fui a llevar la camioneta para volver a agarrar el moto trineo y volví a la cabaña.

Las cervezas enfriandose para la noche

Hasta ahí todo más o menos normal, pero les recuerdo que todavía no habían arreglado los celulares o internet así que todo el mundo estaba incomunicado, lo único que andaba eran los teléfonos de línea y solo para llamados locales. También cabe mencionar que no podíamos usar las tarjetas de crédito ni las tarjetas de débito y que tanto el cajero automático como el banco no estaban dando efectivo porque no tenían acceso a la información de las cuentas. Así que las ventas del café estuvieron bajas el viernes y casi nulas el sábado pero como no podía ser de otra manera la licorería estaba llena de gente que de una u otra forma consiguió efectivo para comprar alcohol.

video

Video de la tormenta desde la ruta

Pero volviendo a la cabaña, tras una buena noche jugando al póker en la cual gane $5 dólares. Nos dispusimos a dormir, bueno yo me acosté y los gurises siguieron chupando cerveza porque por las dudas se habían llevado 15 litros de cerveza y una botella de whiskey (pero no se preocupen que no terminar el whiskey). El sábado nos despertamos solo para darnos cuenta que no solo la temperatura había bajado probablemente hasta 25 bajo cero, sino que el viento había aumentado considerablemente. Pero tras un buen desayuno yo me fui de regreso a la casa de Mo en la moto trineo para levantar la camioneta y quedamos con Jordan de que llevara a los gurises hasta la calle en una hora. Yo volví lo más bien pero note en el camino de regreso que había agua en la cañada, ya que con tres días de temperaturas cálidas para el ártico el agua rebalsa en la cañada, pero si vas suficientemente rápido pasas sobre el agua sin problemas, ahora si justo se te apaga el moto trineo, tal vez termines nadando… jijijiji. Pero no pasó nada, agarre la camioneta y me fui a buscar a los gurises. Espere 10 minutos y allá apareció Jordan con Gabriel y 10 minutos más tarde con Sebastian.

Jordan mientras jugabamos al poker

Yo esperando las apuestas

Una de las "latitas" de cerveza

Jordan saliendo de la cabana

video

Video de Gabriel y Jordan en el moto trieno

Vistas del lago


Caminando en la tormenta

Gabriel despues del paseo en moto trineo

Lastima que el viento no sale en la foto

Sebastian despues del paseo en moto trineo

Haciendo los planes de emergencia con Jordan

Por las dudas le dije a Jordan que tuviera cuidado en la cañada y que si veía agua que acelerara y que si en una hora no estaba en la casa de Mo yo lo iba a ir a buscar en el otro moto trineo. Y así nos fuimos con los gurises manejando, llegamos a la casa en 15 minutos y nos sentamos a esperar a Jordan, pero tras 35 minutos y él no llegaba pensé que más me valía ir a buscarlo y encontrarlo a mitad de camino por las dudas. Ya que el trayecto de la cabaña a la casa lleva unos 15 o 20 minutos dependiendo de la velocidad a la que vayas, pero con el viento en contra pensé que le llevaría un poco más encontrar la cañada ya que Jordan no conoce tan bien el lago. Así me puse los guantes y todas mis cosas para la nieve y me fui en el moto trineo a buscar a Jordan, pero no lo encontré en la salida de la cañada como esperaba ni en la cañada, pero tampoco había huellas de que hubiera pasado por la cañada así que me imagine que se había perdido y que había vuelto a la cabaña porque yo estaba seguro que el sabia encontrar la cabaña. Pero cuando llegue a la cabaña me encuentro que estaba vacía, tengo que reconocer que en ese momento me preocupe un poco, pero ahí se me ocurrió que tal vez se había ido por el camino equivocado ya que hay otra cañada que está un poco antes de la que tenía que usar y con la poca visibilidad tal vez le había errado, y me fui para esa cañada, contento porque enseguida encontré las huellas del moto trineo de Jordan pero tras un par de minutos siguiendo al huellas, medio preocupado porque me estaba quedando sin combustible en mi moto trineo y no sabía que tan lejos había ido Jordan, encontré el moto trineo de Jordan trancado en la nieve pero sin Jordan en el jijijiji. Pero se veían las huellas de Jordan que se ve que se había cansado de tratar de sacar el moto trineo y se había ido caminando hasta la cabaña y seguro que yo no lo había visto por la nieve que volaba por todos lados. Pero ohhh problema cuando yo fui a dar vuelta mi moto trineo que tiene reversa y todo ( el de Jordan no tiene reversa pero es más chico y más liviano) me quede trancado también…. Upssss!!!!

video

Otro video desde la camioneta en la ruta, las ventanas estan cerradas y aun asi se siente el soplar del viento por las ventilaciones de la camioneta.

Tras intentar destacar mi moto trineo por un par de minutos y ver que no iba a lograr mucho, decidí intentar con el de Jordan y tras limpiar la nieve que estaba delante trancando todo encontré que no solo era nieve sino que había una rama enredada en los esquíes que impedía que el moto trineo se moviera, tras quebrar la rama salí olímpico de la cañada y me dirigí rumbo a la cabaña, dejando mi moto trineo detrás esperando que al encontrar a Jordan lo íbamos a ir a buscar.

Saliendo de la cañada, decidi seguir las huellas de Jordan para asegurarme de que si no estaba en la cabaña lo iba a encontrar de camino. Pero no hice ni 100 metros sobre el lago que perdí las huellas jijiji, así que como rastreador me moriría de hambre, pero haciendo uso de mi sentido común y lógica decidí mantenerme cerca de la costa ya que asumí que Jordan hubiera hecho lo mismo para poder ubicar la cabaña. Y tras unos pocos minutos andando a ciegas y mirando a todos lados para ver si lo encontraba a Jordan, lo veo sobre la costa agitando los brazos haciéndome señas. Y para allá salí yo. Cuando llegue a donde estaba Jordan me dijo que esta con dolor y le pregunte si se había lastimado o que le había pasado pero resulto que lo que había pasado era que como no tenía botas para la nieve, los pies se le habían enfriado tanto que se le estaban congelando y le dolían, le comento que el hecho de que le dolieran los pies era una buena noticia porque tras mucho tiempo en el frio no sentís nada y eso significa que se están congelando los tejidos.

Yo le dije que agarrara el moto trineo y se fuera a la cabaña que yo lo alcanzaba en un ratito pero me dijo que le dolían mucho los pies y que no podía manejar, así que nos subimos los dos y salimos, yo tratando de agarrar a Jordan con mi mano izquierda porque el pobre iba a los saltos en la parte de atrás, y tratando de manejar y acelerar con la mano derecha. Para no hacerlo más fácil, el viento estaba de costado y la nieve volaba por todos lados, y por eso el terreno estaba todo desparejo ya que había partes en donde la nieve estaba floja y nos hundíamos y partes en donde estaba apretada y saltábamos, y como último detalle, para controlar los moto trineos hay que usar el peso del cuerpo y con el peso muerto de Jordan atrás y yo que estaba fuera de balance para asegurarme de no perder a Jordan en algún salto, el pobre moto trineo iba medio de costado jijiji. Pero llegamos a la cabaña, subimos la pequeña colina en la que está la entrada y lo senté a Jordan frente a la estufa, le saque las botas y me asegure que tuviera sensibilidad en los pies, tenía mucha nieve en las botas y en las medias pero todavía tenía sensibilidad y circulación así que me quede tranquilo.

Le di instrucciones de quedarse en la cabaña sin importar cuanto nos tardáramos en volver a buscarlo porque con la tormenta ya me imaginaba que íbamos a demorar, además seguíamos sin teléfonos lo cual no ayudaba para avisar a los gurises que seguían esperando en la camioneta y que yo me imaginaba a esas alturas iban a estar poniéndose nerviosos.

Así que me acomode la ropa de nuevo y salí rumbo al pueblo una vez más en el moto trineo, llegue a la cañada y me acorde del agua en el canal así que tuve la brillante idea de utilizar un camino que no va sobre el rio, y que está en el bosque por lo que yo pensé iba a estar protegido del viento, pero como no podía ser de otra manera me equivoque, si bien había menos viento que en el lago, el viento soplaba bastante fuera y lo pero había montones de nieve en el camino, pero lo fui llevando bastante bien, manteniéndome en curso y haciendo buen promedio de velocidad, pero más o menos a mitad de camino agarre un salto medio de costado y me salí del camino, pero tras 10 minutos de escarbar en la nieve y cinchar con el moto trineo lo saque y seguí pero tras 100 o 200 metros de camino me tranque de nuevo, esta vez mucho peor porque no solo me salí del camino, sino que el moto trineo quedo de costado y cerca de unos árboles que iba a ser más difícil sacarlo. Tras unos minutos escarbando logre ponerlo derecho pero en ese momento se me apago el motor y no logre hacerlo arrancar de nuevo. Yo me imagine que era debido a que había estado de costado por mucho tiempo y que se había inundado el motor pero no tenía idea de cuánto tiempo requería para poder funcionar de nuevo o si iba a arrancar de nuevo sin hacerle algo mecánicamente. Así que tras unos segundos pensando en qué dirección salir, me decidí por salir rumbo al pueblo, ya que me iba a llevar más o menos el mismo tiempo y al menos así podía avisar que Jordan estaba bien y que no había apuro.

Pero yo me olvide de un par de detalles, primero que para ir al pueblo iba a caminar con el viento en contra, segundo que como ya había visto iba a haber nieve en el camino lo cual haría más difícil y lento el caminar y tercero que me iba a cansar ya que eran unos 5 kms de distancia hasta el pueblo.

Ni bien empecé a caminar, me encontré que me estaba enterrando hasta arriba de la rodilla en la nieve, lo cual no ayuda mucho, pero de porfiado nomas seguí caminando, pero cuando me estaba enterrando casi hasta la cintura tuve que cambiar de táctica porque no solo me estaba cansando muy rápido sino que no estaba avanzando casi nada, así que empecé a gatear, distribuyendo así mi peso y logrando mantenerme sobre la nieve en vez de hundirme tanto. Si bien no es muy rápido el menos no es tan agotador y termino siendo más eficiente que caminar, y por suerte el camino es fácil de seguir y yo lo conozco porque es por donde esquiamos con Louise y Mo para ir a la cabaña, así que en los pedazos que no había tanta nieve, caminaba y en los que estaba más complicado gateaba.

Hay que aclarar que el viento seguía soplando, y que no estaba muy frio que digamos así que yo no estaba preocupado por el frio, pero si estaba caliente de que todos se iban a preguntar dónde estábamos y que yo era el único que sabía que todos estábamos bien pero no podía ir más rápido de lo que ya estaba yendo. Tras una hora u hora y media caminando llegue al primer lago, lo cual era una buena señal porque yo sabía que no faltaba mucho para llegar al Arctic Chalet que es donde trabajaba Louise y en donde yo conozco a los dueños para poder usar el teléfono, pero el problema fue que en el lago no había reparo y los vientos estaban bien fuertes, y la nieve volaba con furia contra mi cara por lo que no podía mirar de frente para ver por donde andaba, gracias a dios en el lago están los marcadores para los caminos que hacen para los trineos de perros y a pesar de que están a unos 20 metros de distancia de cada uno, no podía ver el siguiente marcador hasta no estar a unos 10 metros, pero dos por tres encontraba un sorete de perro para saber que estaba en el camino compactado y así entre soretes congelados y marcadores en el camino fui lo más derecho posible, igual no estaba preocupado porque sabía que tenía que ir hasta el final del lago antes de encontrar la salida, pero con el viento tan fuerte en más de una ocasión me encontré caminando para atrás porque mi campera es bastante grande y me embolsaba el viento.

Termine el primer lago, cruce hasta el siguiente lago, pero con nuevas energías porque ahí ya podía ver las casas del Arctic Chalet, y cuando estaba llegando me encontré con Anna una de las que trabaja ahí y me pregunta, Que haces caminando por acá con esta tormenta? Y le conté brevemente lo que había pasado y pedí para usar el teléfono. De ahí llame a Mo a la papelería y le conté lo que había pasado y ahí me entere que Sebastian había ido a la policía a hacer la denuncia de que estábamos perdidos. Así que Mo los llamo para avisar que estábamos todos bien, mientras que yo me fui a la casa de Mo que está ahí cerquita a esperar a que me fueran a buscar, de ahí fuimos al café y tras un par de horas la policía fue a buscar a Jordan a la cabaña. Cuando lo encontraron Jordan estaba nervioso porque hacia como 5 horas que yo lo había dejado ahí, pero ya se imaginaba que iba a pasar la noche en la cabaña y se estaba cocinando un poco de arroz jijiji. Por lo que me conto, le llevo un par de horas para secar toda la ropa y sacara la nieve de adentro de las botas, pero tras una buena siesta había entrado en calor, pero el celular se le había quedado sin batería y había perdido la noción del tiempo así que eso no había ayudado mucho y cuando vio a la policía aparecer para buscarlo pensó lo peor.

Lo gracioso de todo esto es que al mismo tiempo que la policía fue a buscar a Jordan, el hijo de Debbie fue con su moto trineo hasta la ruta del lago a donde yo lleve a un amigo de él, porque ellos iban a ir a buscar uno de los moto trineos ya que los dos conocen la zona muy bien y saben andar en moto trineo mejor que lo que caminan y ni bien se habían enterado de mi andanzas tras reírse de mi un buen rato, habían decidido ir al rescate, así que de pasada para ir a buscar el moto trineo, pasaron por la cabaña y llegaron al mismo tiempo que la policía.

Al final del día, con Jordan de camino al pueblo, Roald y Jake rescatando el moto trineo, Gabriel y Sebastian en su casa tranquilos de que todos estábamos bien, la camioneta del café que no andaba porque se le había terminado la batería, yo me estaba tomando un té con Mo, contándole bien del día cuando nos llaman por teléfono, resulto que el padre de Roald, se había trancando en la nieve de camino a la casa de Mo, así que tuvimos que ir al rescate una vez más, en ese momento llegaron los gurises con los moto trineo y ahí fuimos todos, pero estaba tan enterrado que tuvimos que usar una retroexcavadora que paso por la ruta para sacar el auto. Pero al final salimos todos vivos y contentos.

Como recuento del fin de semana, Jordan y yo pasamos 3 días con dolores musculares por el esfuerzo físico, así que vamos a tener que ponernos las pilas y recuperar el estado físico, la novia de Jordan todavía está enojada con él porque aparentemente lo que hicimos no fue muy inteligente, Gabriel y Sebastián están lo más bien, Roald y Jake me hicieron un video el domingo de cómo sacar el moto trineo de la nieve, también Jordan tiene prohibido volver a la cabaña al menos por unos fines de semanas, Mo gracias a dios es una genia y no se enojó porque abandone 2 moto trineo en el medio de la tormenta.

Carta que dejo Gabriel tras esperar por casi dos horas en un cuartito congelado en la casa de Mo. Dice " 4:20 pm, Hey, Es Grabriel. Muy frio. Caminando hacia el Arctic Chalet. No he visto a los gurises. Consigo viaje desde ahi o llamo a alguien. Juan, Jordan, espero por dios que esten bien. Sebastian fue a buscar ayuda con la camioneta. GB" Lo gracioso de todo es que dejo esta carta en un cuartito al que nunca va nadie y la unica razon por la que lo encontramos es porque fuimos a buscar una cuerda para ayudar al auto que estaba trancado. jijiji.

video

Video de como Roal saco el segundo moto trineo de la nieve, esto es al dia siguiente y en tiempo real fueron 30 miutos

Nuestras aventuras salieron en la radio y en el diario local como reporte de la policía.

Y como moraleja, si van a apostar en el ártico, tienen que estar dispuestos a pagar las consecuencias, pero yo contento porque al final del día me gane 5 dólares jjijijij

Gracias por leer

Juan

Los riesgos de jugar al poker en el artico

Hola gente, como andan todos por ahí??

Yo acá vuelvo con otro "mini relato" de mis aventuras en el ártico. Esta vez no tengo fotos mías, las que tengo son prestadas porque como leerán a continuación no daba para andar sacando fotos jijijiji. (todavia estoy esperando las fotos de la tormenta, asi que ni bien las consiga las cuelgo en el blog)

Todo comenzó el viernes a la madrugada, ya que todo se dio por una sucesión calamitosa de hechos bochornosos, cuando al levantarme me doy cuenta que mi celular estaba sin señal, por si solo eso no es gran cosa, mas acá en el norte que los celulares andan cuando quieren jijiji.

Así que me fui a trabajar, para enterarme más tarde que tampoco había internet ya que el sitio donde están las antenas sufrió un desperfecto. Y el comentario era que iba a tardar unos días en arreglarse porque se venía una tormenta y no iban a poder ir a arreglarlo hasta que mejorara el clima.

Hasta ahí todo bien, sin nada muy grave… Pero como ya se imaginaran yo no me voy a quedar sin dar que hablar… Y como ya habíamos planeado con Jordan, Gabriel y Joan Sebastian (dos chicos de Montreal que se mudaron hace poco para Inuvik) de ir a la cabaña de Mo a jugar al póker y pasar la noche. Lo llamo a Jordan a la tarde después de trabajar y nos vamos a la casa de Mo a buscar los moto trineos para ir a la cabaña porque a esas horas el viento estaba bien fuerte y estaba nevando abundante porque hacia como 3 días que estaba con temperaturas cálidas para el ártico (unos 10 grado bajo cero) con decirles que el jueves yo andaba de bermuda porque estaba lindo…

Pero no íbamos a dejar que una pequeña tormenta ártica nos detuviera así que nos fuimos con Jordan a través de una cañada que conecta el Rio Mackenzie con el Lago del aeropuerto que es donde está la cabaña. Yo ya conocía el camino y como nos íbamos con viento a favor, todo fue de maravillas. Yo iba en el moto trineo nuevo de Mo y Jordan en uno más viejo pero que anda de maravillas. Cuando llegamos al lago el viento estaba bastante arrebolado pero encontramos la cabaña enseguida, prendimos el fuego y combinamos con Jordan de que fuera a buscarme a la entrada del lago en 1 hora ya que yo iba a volver al pueblo a buscar a los otros 2 para llevarlos en camioneta hasta el lago y después Jordan los llevaba hasta la cabaña en el moto trineo. Pero ya ahí arrancamos mal porque tras volver al pueblo y agarrar la camioneta cuando estaba yendo a buscar a los gurises me quede trancado en la nieve porque con la tormenta que no cedía se había acumulado mucha nieve en la ruta y la camioneta se atascó. Tras media hora de escarbar y putear logre salir y me fui a buscar a los gurises, para cuando llegamos al lago el pobre Jordan nos estaba esperando sentado en el moto trineo, menos mal que estaba medio al reparo y que no hacía mucho frio (más o menos 15 grados bajo cero) y ta, los deje a Gabriel y Sebastian con Jordan y me fui a llevar la camioneta para volver a agarrar el moto trineo y volví a la cabaña.

Hasta ahí todo más o menos normal, pero les recuerdo que todavía no habían arreglado los celulares o internet así que todo el mundo estaba incomunicado, lo único que andaba eran los teléfonos de línea y solo para llamados locales. También cabe mencionar que no podíamos usar las tarjetas de crédito ni las tarjetas de débito y que tanto el cajero automático como el banco no estaban dando efectivo porque no tenían acceso a la información de las cuentas. Así que las ventas del café estuvieron bajas el viernes y casi nulas el sábado pero como no podía ser de otra manera la licorería estaba llena de gente que de una u otra forma consiguió efectivo para comprar alcohol.

Pero volviendo a la cabaña, tras una buena noche jugando al póker en la cual gane $5 dólares. Nos dispusimos a dormir, bueno yo me acosté y los gurises siguieron chupando cerveza porque por las dudas se habían llevado 15 litros de cerveza y una botella de whiskey (pero no se preocupen que no terminar el whiskey). El sábado nos despertamos solo para darnos cuenta que no solo la temperatura había bajado probablemente hasta 25 bajo cero, sino que el viento había aumentado considerablemente. Pero tras un buen desayuno yo me fui de regreso a la casa de Mo en la moto trineo para levantar la camioneta y quedamos con Jordan de que llevara a los gurises hasta la calle en una hora. Yo volví lo más bien pero note en el camino de regreso que había agua en la cañada, ya que con tres días de temperaturas cálidas para el ártico el agua rebalsa en la cañada, pero si vas suficientemente rápido pasas sobre el agua sin problemas, ahora si justo se te apaga el moto trineo, tal vez termines nadando… jijijiji. Pero no pasó nada, agarre la camioneta y me fui a buscar a los gurises. Espere 10 minutos y allá apareció Jordan con Gabriel y 10 minutos más tarde con Sebastian.

Por las dudas le dije a Jordan que tuviera cuidado en la cañada y que si veía agua que acelerara y que si en una hora no estaba en la casa de Mo yo lo iba a ir a buscar en el otro moto trineo. Y así nos fuimos con los gurises manejando, llegamos a la casa en 15 minutos y nos sentamos a esperar a Jordan, pero tras 35 minutos y él no llegaba pensé que más me valía ir a buscarlo y encontrarlo a mitad de camino por las dudas. Ya que el trayecto de la cabaña a la casa lleva unos 15 o 20 minutos dependiendo de la velocidad a la que vayas, pero con el viento en contra pensé que le llevaría un poco más encontrar la cañada ya que Jordan no conoce tan bien el lago. Así me puse los guantes y todas mis cosas para la nieve y me fui en el moto trineo a buscar a Jordan, pero no lo encontré en la salida de la cañada como esperaba ni en la cañada, pero tampoco había huellas de que hubiera pasado por la cañada así que me imagine que se había perdido y que había vuelto a la cabaña porque yo estaba seguro que el sabia encontrar la cabaña. Pero cuando llegue a la cabaña me encuentro que estaba vacía, tengo que reconocer que en ese momento me preocupe un poco, pero ahí se me ocurrió que tal vez se había ido por el camino equivocado ya que hay otra cañada que está un poco antes de la que tenía que usar y con la poca visibilidad tal vez le había errado, y me fui para esa cañada, contento porque enseguida encontré las huellas del moto trineo de Jordan pero tras un par de minutos siguiendo al huellas, medio preocupado porque me estaba quedando sin combustible en mi moto trineo y no sabía que tan lejos había ido Jordan, encontré el moto trineo de Jordan trancado en la nieve pero sin Jordan en el jijijiji. Pero se veían las huellas de Jordan que se ve que se había cansado de tratar de sacar el moto trineo y se había ido caminando hasta la cabaña y seguro que yo no lo había visto por la nieve que volaba por todos lados. Pero ohhh problema cuando yo fui a dar vuelta mi moto trineo que tiene reversa y todo ( el de Jordan no tiene reversa pero es más chico y más liviano) me quede trancado también…. Upssss!!!!

Tras intentar destacar mi moto trineo por un par de minutos y ver que no iba a lograr mucho, decidí intentar con el de Jordan y tras limpiar la nieve que estaba delante trancando todo encontré que no solo era nieve sino que había una rama enredada en los esquíes que impedía que el moto trineo se moviera, tras quebrar la rama salí olímpico de la cañada y me dirigí rumbo a la cabaña, dejando mi moto trineo detrás esperando que al encontrar a Jordan lo íbamos a ir a buscar.

Saliendo de la cañada, decidi seguir las huellas de Jordan para asegurarme de que si no estaba en la cabaña lo iba a encontrar de camino. Pero no hice ni 100 metros sobre el lago que perdí las huellas jijiji, así que como rastreador me moriría de hambre, pero haciendo uso de mi sentido común y lógica decidí mantenerme cerca de la costa ya que asumí que Jordan hubiera hecho lo mismo para poder ubicar la cabaña. Y tras unos pocos minutos andando a ciegas y mirando a todos lados para ver si lo encontraba a Jordan, lo veo sobre la costa agitando los brazos haciéndome señas. Y para allá salí yo. Cuando llegue a donde estaba Jordan me dijo que esta con dolor y le pregunte si se había lastimado o que le había pasado pero resulto que lo que había pasado era que como no tenía botas para la nieve, los pies se le habían enfriado tanto que se le estaban congelando y le dolían, le comento que el hecho de que le dolieran los pies era una buena noticia porque tras mucho tiempo en el frio no sentís nada y eso significa que se están congelando los tejidos.

Yo le dije que agarrara el moto trineo y se fuera a la cabaña que yo lo alcanzaba en un ratito pero me dijo que le dolían mucho los pies y que no podía manejar, así que nos subimos los dos y salimos, yo tratando de agarrar a Jordan con mi mano izquierda porque el pobre iba a los saltos en la parte de atrás, y tratando de manejar y acelerar con la mano derecha. Para no hacerlo más fácil, el viento estaba de costado y la nieve volaba por todos lados, y por eso el terreno estaba todo desparejo ya que había partes en donde la nieve estaba floja y nos hundíamos y partes en donde estaba apretada y saltábamos, y como último detalle, para controlar los moto trineos hay que usar el peso del cuerpo y con el peso muerto de Jordan atrás y yo que estaba fuera de balance para asegurarme de no perder a Jordan en algún salto, el pobre moto trineo iba medio de costado jijiji. Pero llegamos a la cabaña, subimos la pequeña colina en la que está la entrada y lo senté a Jordan frente a la estufa, le saque las botas y me asegure que tuviera sensibilidad en los pies, tenía mucha nieve en las botas y en las medias pero todavía tenía sensibilidad y circulación así que me quede tranquilo.

Le di instrucciones de quedarse en la cabaña sin importar cuanto nos tardáramos en volver a buscarlo porque con la tormenta ya me imaginaba que íbamos a demorar, además seguíamos sin teléfonos lo cual no ayudaba para avisar a los gurises que seguían esperando en la camioneta y que yo me imaginaba a esas alturas iban a estar poniéndose nerviosos.

Así que me acomode la ropa de nuevo y salí rumbo al pueblo una vez más en el moto trineo, llegue a la cañada y me acorde del agua en el canal así que tuve la brillante idea de utilizar un camino que no va sobre el rio, y que está en el bosque por lo que yo pensé iba a estar protegido del viento, pero como no podía ser de otra manera me equivoque, si bien había menos viento que en el lago, el viento soplaba bastante fuera y lo pero había montones de nieve en el camino, pero lo fui llevando bastante bien, manteniéndome en curso y haciendo buen promedio de velocidad, pero más o menos a mitad de camino agarre un salto medio de costado y me salí del camino, pero tras 10 minutos de escarbar en la nieve y cinchar con el moto trineo lo saque y seguí pero tras 100 o 200 metros de camino me tranque de nuevo, esta vez mucho peor porque no solo me salí del camino, sino que el moto trineo quedo de costado y cerca de unos árboles que iba a ser más difícil sacarlo. Tras unos minutos escarbando logre ponerlo derecho pero en ese momento se me apago el motor y no logre hacerlo arrancar de nuevo. Yo me imagine que era debido a que había estado de costado por mucho tiempo y que se había inundado el motor pero no tenía idea de cuánto tiempo requería para poder funcionar de nuevo o si iba a arrancar de nuevo sin hacerle algo mecánicamente. Así que tras unos segundos pensando en qué dirección salir, me decidí por salir rumbo al pueblo, ya que me iba a llevar más o menos el mismo tiempo y al menos así podía avisar que Jordan estaba bien y que no había apuro.

Pero yo me olvide de un par de detalles, primero que para ir al pueblo iba a caminar con el viento en contra, segundo que como ya había visto iba a haber nieve en el camino lo cual haría más difícil y lento el caminar y tercero que me iba a cansar ya que eran unos 5 kms de distancia hasta el pueblo.

Ni bien empecé a caminar, me encontré que me estaba enterrando hasta arriba de la rodilla en la nieve, lo cual no ayuda mucho, pero de porfiado nomas seguí caminando, pero cuando me estaba enterrando casi hasta la cintura tuve que cambiar de táctica porque no solo me estaba cansando muy rápido sino que no estaba avanzando casi nada, así que empecé a gatear, distribuyendo así mi peso y logrando mantenerme sobre la nieve en vez de hundirme tanto. Si bien no es muy rápido el menos no es tan agotador y termino siendo más eficiente que caminar, y por suerte el camino es fácil de seguir y yo lo conozco porque es por donde esquiamos con Louise y Mo para ir a la cabaña, así que en los pedazos que no había tanta nieve, caminaba y en los que estaba más complicado gateaba.

Hay que aclarar que el viento seguía soplando, y que no estaba muy frio que digamos así que yo no estaba preocupado por el frio, pero si estaba caliente de que todos se iban a preguntar dónde estábamos y que yo era el único que sabía que todos estábamos bien pero no podía ir más rápido de lo que ya estaba yendo. Tras una hora u hora y media caminando llegue al primer lago, lo cual era una buena señal porque yo sabía que no faltaba mucho para llegar al Arctic Chalet que es donde trabajaba Louise y en donde yo conozco a los dueños para poder usar el teléfono, pero el problema fue que en el lago no había reparo y los vientos estaban bien fuertes, y la nieve volaba con furia contra mi cara por lo que no podía mirar de frente para ver por donde andaba, gracias a dios en el lago están los marcadores para los caminos que hacen para los trineos de perros y a pesar de que están a unos 20 metros de distancia de cada uno, no podía ver el siguiente marcador hasta no estar a unos 10 metros, pero dos por tres encontraba un sorete de perro para saber que estaba en el camino compactado y así entre soretes congelados y marcadores en el camino fui lo más derecho posible, igual no estaba preocupado porque sabía que tenía que ir hasta el final del lago antes de encontrar la salida, pero con el viento tan fuerte en más de una ocasión me encontré caminando para atrás porque mi campera es bastante grande y me embolsaba el viento.

Termine el primer lago, cruce hasta el siguiente lago, pero con nuevas energías porque ahí ya podía ver las casas del Arctic Chalet, y cuando estaba llegando me encontré con Anna una de las que trabaja ahí y me pregunta, Que haces caminando por acá con esta tormenta? Y le conté brevemente lo que había pasado y pedí para usar el teléfono. De ahí llame a Mo a la papelería y le conté lo que había pasado y ahí me entere que Sebastian había ido a la policía a hacer la denuncia de que estábamos perdidos. Así que Mo los llamo para avisar que estábamos todos bien, mientras que yo me fui a la casa de Mo que está ahí cerquita a esperar a que me fueran a buscar, de ahí fuimos al café y tras un par de horas la policía fue a buscar a Jordan a la cabaña. Cuando lo encontraron Jordan estaba nervioso porque hacia como 5 horas que yo lo había dejado ahí, pero ya se imaginaba que iba a pasar la noche en la cabaña y se estaba cocinando un poco de arroz jijiji. Por lo que me conto, le llevo un par de horas para secar toda la ropa y sacara la nieve de adentro de las botas, pero tras una buena siesta había entrado en calor, pero el celular se le había quedado sin batería y había perdido la noción del tiempo así que eso no había ayudado mucho y cuando vio a la policía aparecer para buscarlo pensó lo peor.

Lo gracioso de todo esto es que al mismo tiempo que la policía fue a buscar a Jordan, el hijo de Debbie fue con su moto trineo hasta la ruta del lago a donde yo lleve a un amigo de él, porque ellos iban a ir a buscar uno de los moto trineos ya que los dos conocen la zona muy bien y saben andar en moto trineo mejor que lo que caminan y ni bien se habían enterado de mi andanzas tras reírse de mi un buen rato, habían decidido ir al rescate, así que de pasada para ir a buscar el moto trineo, pasaron por la cabaña y llegaron al mismo tiempo que la policía.

Al final del día, con Jordan de camino al pueblo, Roald y Jake rescatando el moto trineo, Gabriel y Sebastian en su casa tranquilos de que todos estábamos bien, la camioneta del café que no andaba porque se le había terminado la batería, yo me estaba tomando un té con Mo, contándole bien del día cuando nos llaman por teléfono, resulto que el padre de Roald, se había trancando en la nieve de camino a la casa de Mo, así que tuvimos que ir al rescate una vez más, en ese momento llegaron los gurises con los moto trineo y ahí fuimos todos, pero estaba tan enterrado que tuvimos que usar una retroexcavadora que paso por la ruta para sacar el auto. Pero al final salimos todos vivos y contentos.

Como recuento del fin de semana, Jordan y yo pasamos 3 días con dolores musculares por el esfuerzo físico, así que vamos a tener que ponernos las pilas y recuperar el estado físico, la novia de Jordan todavía está enojada con él porque aparentemente lo que hicimos no fue muy inteligente, Gabriel y Sebastián están lo más bien, Roald y Jake me hicieron un video el domingo de cómo sacar el moto trineo de la nieve, también Jordan tiene prohibido volver a la cabaña al menos por unos fines de semanas, Mo gracias a dios es una genia y no se enojó porque abandone 2 moto trineo en el medio de la tormenta.

Nuestras aventuras salieron en la radio y en el diario local como reporte de la policía.

Y como moraleja, si van a apostar en el ártico, tienen que estar dispuestos a pagar las consecuencias, pero yo contento porque al final del día me gane 5 dólares jjijijij

Gracias por leer

Juan