Translate to Enlgish

martes, 30 de agosto de 2011

Despedida de Inuvik

Llego el fin de una era, me fui de Inuvik, es difícil de saber ahora si este ano que paso en Inuvik cuenta o no para mi viaje, yo creo que sí, porque no cabe duda que tuve mi buena cuota de aventuras y nuevas experiencias y si bien sé que trabaje, cosa de la cual no estoy muy orgulloso jijiji, también tuve tiempo para viajar y conocer otros lugares y conociéndome no dudo que cuando la combinación de buena gente, un buen trabajo y un buen lugar se den, que me quede un tiempo para conocer y disfrutar al máximo todo lo que pueda, ya que al fin y al cabo esa es la mayor premisa de todo el viaje.

Ya paso más de un ano que salí rumbo sur, y sin embargo en este momento me encuentro con el culo plantado en el mismo sillón en la misma casa en la misma ciudad que cuando el viaje arranco oficialmente, nuevamente también estoy esperando para ir a Calgary a ver si me dan la visa de para USA para viajar por ese país en mi rumbo sur y también esperando que Earl me haga pancakes jjijijij. Pero a pesar de que estoy en el mismo lugar no creo que sea la misma persona, bueno sigo siendo igual de lindo o más todavía, pero en estos meses he conocido mucha gente y muchos lugares y como ya saben he tenido mis grandes aventuras y algunas más chicas también pero todo ha sido muy enriquecedor, más que nada digo esto para todos Uds. que están ahí leyendo para que sepan que aunque sea un viaje cortito, vale la pena para conocer un poco más del mundito que nos rodea

Ahora me pongo a contar como me despedí de Inuvik que se podrán imaginar no fue de manera muy tranquila, tradicionalmente para muchos que se van de Inuvik se organiza una fiesta en la que tal vez haya o no comida y muy probablemente haya mucho alcohol, no estoy diciendo que todos sean unos alcohólicos pero es la forma más común de despedida de Inuvik, ahora como se podrán imaginar yo no soy la persona más común por lo tanto no soy la persona para tener la despedida normal. También por cuestiones de añadir al blog y a la aventura voy a contarles mi último mes en Inuvik y todo lo que hicimos en ese tiempo.

Las tuberias de Invuik, ya que no se pueden enterrar por que el suelo esta congelado

Arranquemos contando algo que vale la pena para todos Uds. de saber, no sé si todos conocen el sitio web couchsurfing. Yo lo conozco hace anos pero voy a asumir que Uds. no lo conocen y dar una pequeña descripción de la idea y principios del mismo.

Couchsurfing es la idea de quedarse en el sofá de un amigo o conocido o no conocido por dos razones principales, primero es un gran ahorro no tener que pagar por alojamiento y segundo es una gran forma de conocer gente. Así que unos años atrás crearon un sitio web dedicado a esta idea. Es totalmente gratis (y todos saben cómo me siento yo al respecto de gratis) y provee una manera bien organizada y con algo de seguridad para todos tanto los huéspedes como los anfitriones. Al crear un perfil en el sitio, hay que poner cuáles son tus intenciones y que intereses tienes ya que no es necesario hospedar gente y solo ofrecer ir a tomar un café con gente de paso por tu ciudad. Y con el tiempo vas acumulando referencias y haciendo amigos y es más fácil decidir al momento de aceptar a una persona en tu casa o que te acepten a vos en su casa. Básicamente esa es la idea del sitio, si les interesa saber más vayan a www.couchsurfing.com

Pero la razón por la cual menciono todo esto no es solamente para publicitar el sitio sino para contarles que en vista de mi viaje pensé que sería bueno hacerme un perfil para empezar a generar antigüedad y con suerte alojar a alguien para tener una referencia o con mucha suerte dos. Pero 2 días después de haber terminado mi perfil recibí mi primer pedido para alojar a una persona. En este caso fue un francés que estaba haciendo dedo por el mundo, si aún a través de los océanos, ya había cruzado el atlántico por lo cual hay que darle mucho crédito, 2 días después me llego otro pedido, de una persona que venía a trabajar en el hospital y precisaba un lugar donde quedarse por 3 días ya que su vivienda no iba a estar lista para cuando llegara, aunque al final no se quedó en mi casa, se podrán dar cuenta de cómo viene la mano, ya que después de eso paso un Alemán, un Canadiense de Lethbridge, casi paso un Italiano porque para cuando llego a Inuvik yo me estaba yendo, también una chica de Ontario Canadá, que se terminó quedando en la casa de las chicas porque yo me fui de paseo cuando ella estuvo de visita y tuve que rechazar a una persona de Calgary que iba a ir en Septiembre. Así que en el último mes que pase en Inuvik casi todos los días tenía algún huésped en mi casa y la verdad estuvo muy buena.

Había que contar lo de couchsurfing antes que nada porque con todos mis invitados nos fuimos de paseo.

Arrancando con Julien, el francés que cuando llego, cayo con un invitado extra, Sean un muchacho de Winnipeg que se encontraron haciendo dedo de camino a Inuvik, así que Sean se terminando quedándose en la casa de las chicas. Nos fuimos de pesca varias veces, anduvimos en barco, exploramos una cañada como el rio Rengler que ya habíamos explorado antes.

Ana,Pau, Gabe, Jordan, Jean Seabastian y yo en el Rio Rengler

Yo, Brent, Sean, Ana, Pau, Julien en la cabana de Mo

Jugando a las cartas en la cabana

Almuerzo de despedida para Brent que se fue a Korea

Ally que salto del barco y no nos habiamos dado cuenta y le toco nadar

Yendo a pescar

Sean, Yo, Zoe, Dave, Mo, Ana y Pau en la cabana de Mo

Comiendo la torta de cumpleanos de Dave

Nadando en el Lago Aeropuerto

Barcos y Kayaks en el lago

Pescando con Sean y Julien en el Lago Shell










Sean y Ana tratandose de subir a un pedazo de espumaplast









Excursion en la Canada Caribu
video

video

Jugando en la Canada Caribu

Mosquitos en el artico


Luego llego Peter, el alemán, con Peter, Pau, Ana, Zoe, David y Mo nos fuimos hasta el cartel que indica el límite del círculo polar ártico ya que yo quería ver si podíamos ver la manada de caribú que migra todos los veranos rumbo sur, nos fuimos a acampar una noche con idea de hacer una caminata en alguna montaña o colina para ver si con suerte veíamos la manada ya que es difícil de verla desde la ruta. Así que salimos el sábado a la tarde, manejamos unas cuantas horas y nos encontramos con la primer sorpresa del viaje, ya que al costado de la ruta había un oso grizzli buscando su almuerzo que gracias a dios consistía mayormente de raíces, gusanos y vallas y no de turistas con cámaras jijiji. Porque nos pasamos sacándole fotos como 20 minutos, nos bajamos de la camioneta y eso que el oso estaba a menos de 10 metros de nosotros, hasta que finalmente el oso subió a la ruta.

Vistas de la Ruta Dempster

Caribu desde la ruta, son pocos y estan lejos

video

Con el oso en la espalda

video

Video del oso en la ruta

Oso en la ruta Dempster

Llego otro oso, el grissli se meo del susto y salio corriendo

De vuelta el mismo oso en la ruta


Meitendole nieve a pau en la espalda

Ups, le salio sangre de la nariz... yo no fui

Haciendo poses de yoga

Campamento en el circulo polar artico

La vista desde donde acampamos


Oh sorpresa cuando miramos más adelante en la ruta vimos un oso negro que venía a ver qué pasaba, en eso el oso grizzli ve que venía compañía y salió a buscarlo pero se ve que no eran grandes amigos porque el oso grizzli se meo del susto y salió corriendo más rápido que ligero y el oso negro lo persiguió por un rato pero no tenía chances de alcanzarlo. Luego nos volvimos a encontrar con nuestro amigo nuevamente en la ruta y pudimos sacar más fotos de nuestra estrella. Paramos en el cartel que indica el límite del circulo y nos sacamos varias fotos con las instrucciones de Zoe quien es una instructora de yoga y nos enseno varias posiciones que a nuestra forma intentamos copiar jijiji. De ahí nos fuimos a nuestro lugar de campamento y tras armar una linda fogata y comer como reyes nos fuimos a dormir. Al día siguiente fuimos a un lugar donde subimos una montaña con una gran vista de la zona. Tras divertirnos un rato haciendo un Inukshuk, emprendimos el viaje de regreso solo para encontrarnos que el ferri que cruza los autos cerca de McPherson no estaba funcionando ya que debido a las continuas lluvias que habíamos tenido en la semana el nivel del rio había subido y la rampa de subida al ferri estaba muy blanda así que iban a esperar a que el nivel del agua bajara lo cual significo para nosotros una linda espera de 15 horas, con dos pequeños problemas uno es que esta espera no estaba calculada y nos habíamos comido casi toda la comida y ese día nos tocó cenar una chorizo cada uno y nada mas pero con todo lo que habíamos comido los días anteriores no nos vino mal y el otro problema un poco más complicado era que tanto yo como las chicas y Mo nos íbamos a perder de trabajar y la pobre Debbie tuvo que hacer todos los sándwiches, mas todo los panes y cosas para el café y a la 1 abrir la papelería de Mo, por suerte llegamos a las 2 de la tarde aunque para esa hora ella tenía todo bajo control.

Subiendo para tener una mejor vista

Vista a la derecha

Vista a la izquierda

Fotos desde la cima

Y lo más gracioso de todo fue que cuando llegamos al ferri había ya una larga fila de auto y camiones esperando y justo delante nuestro había un muchacho en un auto rojo, hablamos un ratito con él y todo pero nunca nos dimos cuenta que era Ty, el que iba a llegar a mi casa ese mismo domingo, bueno en realidad yo pensé al respecto esa noche cuando estaba por irme a dormir pero ya era tarde para ir a preguntarle y a la mañana siguiente nos despertaron para decirnos que moviéramos el vehículo cerca del ferri que iban a pasar los autos chicos primeros y después los camiones. A todo esto teníamos el problema que Peter se iba a ir en avión y íbamos a andar medio cortos de tiempo ya que las camionetas no andan muy rápido, pero tras meter los vehículos en el ferri, aunque esto nos costó un ratito ya que la camioneta de Mo se tranco en el barro y hubo que empujar, le pregunte a Ty si era Ty, y ahí mismo le pegue un mangazo, le pregunte si no le molestaba llevarlo a Peter a mi casa a armar el bolso y llevarlo al hospital porque seguro que su auto iba a ir más rápido que las camionetas. Así fue que Peter llego a su avión con unos minutos de sobra. Para cuando yo llegue a Inuvik fui al café y ahí estaba Ty con mis llaves esperándome jijiji, menos mal que Ty y Peter resultaron honestos porque yo les di las llaves como si los conociera de toda la vida jijiji.

Yendo rumbo al ferri bajo la lluvia

Cuando el ferri se decide a arrancar, nosotros nos trancamos

Saludando a Ty y pidiendole que lleve a Peter

Con Ty, bueno con Ty, Jordán y Gabe nos mandamos otra aventura, una que veníamos planeando desde hacía tiempo, y que tomo forma en Julio, la idea era manejar hasta Tsieghtchic, bajar las canoas en el rio y remar de regreso a Inuvik. Razones por las que hicimos esto y no hicimos el clásico de Inuvik a Tuk, bueno primero era más fácil llegar a Inuvik que ir a Tuk, porque así no había que preocuparse por traer las canoas de regreso, si bien los dos tramos hubieran sido a favor de la corriente, remar hasta Tuk implica llegar al océano ártico y eso se puede poner complicado con las olas y el viento, y como ninguno de nosotros teníamos mucha experiencia en viajes largos en canoa lo dejamos por eso, bueno Ty dijo que el solía salir con su familia pero igual era 1 contra 3 así que por seguridad mejor hacer lo más fácil.

Así que el viernes 19, nos fuimos, ya habíamos empacado todo y llevado todo con Bill, el hombre que va cada 3 semanas a Kamloops a comprar frutas y verduras y después las vende en Inuvik, y como a la ida casi va vacío, nos llevó las canoas en su camión. Las chicas nos llevaron a nosotros en la camioneta del café y ahí salimos.

Preparando el desayuno para el camino

Pau durmiendo en el camino

Esperando las canoas y que se disipe la niebla

Aguila en la salida

Desayunando

Los cuatro aventureros

Esperamos las canoas como media hora, jugando al plato volador para entrar en calor

Jordán y Gabe en una canoa, Ty y Yo en la otra, llevábamos comida para 2 semanas aunque esperábamos hacer el viaje en 3 días jijijiji, y teníamos cosas para pescar, carpas y lonas y lo que se te ocurra y muy importante teníamos un localizador de emergencia y un GPS con el mapa de la zona para saber dónde ir ya que no se olviden esto es un delta, aunque el plan era seguir el brazo principal del rio hasta el punto de separcion y ahí tomar el canal este y ahí llegar hasta Inuvik, una vez en el canal este no hay nada muy grande que pueda generar confusión así que era más bien por seguridad que porque realmente lo necesitáramos pero valió la pena ya que nos daba una idea de las distancias que recorríamos y de las que nos faltaba por recorrer.

No se preocupen, no todo el camion eran cosas nuestras jijij

Llevando las canoas al agua

Yo, Bill, Ty, Gabe y Jordan a punto de salir

Con Ty antes de salir

El primer día, nos fuimos de arriba con la corriente que nos llevaba sin esfuerzo si bien remamos bastante y el rio era bien ancho. Hicimos un par de paradas para estirar las piernas y comer algo y hasta nos echamos una siestita jijiji. Ya a la tarde llegamos a la entrada del canal este y de acuerdo con el GPS la desembocadura del Rio Rengler que el rio en el íbamos seguido a pescar, estaba a 1km, 2 km y 5 km, pero tras ver las 2 primeras desembocadura no parecía en lo más mínimo al rio así que pensamos en ver la 3 y de ahí pescar un rato, pero tras una hora remando no encontramos nada y cuando nos fijamos en el GPS, estábamos a 5 km de lo que debería de ser la desembocadura así que nos quedamos sin pescar en el Rio Rengler.

Vistas del Rio Mackenzie en el brazo principal desde Tsieghtchik hasta el punto de separacion

Sesteando antes de entrar en el canal este

Sin mucha calentura armamos campamento y preparamos la cena, carne con papas a la parrilla. Luego nos subimos a las canoas con idea de alejarnos del campamento en el que cocinamos porque hay que tener cuidado con los osos.

Primer campamento para cenar

Con hambre el muchacho

Salimos con la idea de flotar con la corriente por un par de horas, pero tras 5 minutos "decidimos" parar porque estabamos muy cansados

Pero no nos habíamos alejados ni 1 km cuando Gabe y Jordán que siempre iban rezagados comparados con Ty y Yo nos empezaron a gritar para parar y acampar, así que armamos campamento pero era tanto el miedo que Gabe tenia de los osos que era hasta gracioso, toda una preocupación de armar fuego enseguida y de tener los spray para osos, básicamente es un spray de pimienta como para humanos pero con un alcance mayor, y con una aparatito que tira como una bomba brasilera a unos 30 metros de distancia que suena como un disparo de un arma para asustar a los osos, también de no tener comida cerca de las carpas y no sé qué más, si hasta habían hablado antes de salir de hacer guardias durante la noche para mantener el fuego, a lo que yo les dije que no contaran conmigo a no se para despertarme una vez en la noche y echar más leña al fuego pero que a mí no me parecía necesario, igualmente eso nunca sucedió por razones que ya van a ver.

Tras armar campamento, yo me metí en la carpa a leer y me dormí medio enseguida y los otros 3 se quedaron chupando whisky hasta terminarse una botella así que cuando se fueron a dormir ni se acordaron de los osos y del fuego jijiji, lo que si hicieron fue caminar la comida como a 100 metros de donde habíamos armado las carpas como si eso fuera a salvarnos de los osos.

Hasta alla habian llevado la comida

Desarmando el campamento

Segundo día, fue un poco más complicado, nos tocó remar contra el viento en un par de recodos del rio, la corriente no era tan fuerte así que había que remar más y estábamos más cansados pero gracias a dios yo no estaba muy dolorido. Intentamos pescar en una Canadá que desembocaba en el canal pero sin suerte, y nos aburrimos de ver el mismo panorama durante todo el canal este, un lado con arbustos sobre un lado que normalmente era más tipo playa y el otro lado con un pequeño barranco con pinos. Hasta que nos agarró la lluvia, luego de remar bajo la lluvia por un par de horas encontramos un lugar de fácil acceso en donde había árboles y pusimos una lona para protegernos del agua y armamos un fuego para comer algo y secarnos, como siempre Ty y yo íbamos adelante así que usamos la lona que teníamos para cubrir nuestras cosas en la canoa, por lo que tuvimos que sacar todo, y dar vuelta la canoa para proteger las cosas. Para cuando Jordán y Gabe llegaron ya teníamos la lona armada y estábamos por prender el fuego pero casi nos tenemos que ir porque los dos se re cagaron al ver que estábamos haciendo fuego directamente sobre unas huellas enormes de oso, pero tras explicarles que eran viejas ya que había hojas y ramas sobre las huellas, se tranquilizaron un poco, aunque Gabe se pasó los primeros 10 minutos mirando entres los arboles buscando los osos mientras yo me calentaba y secaba en el fuego jijiji.

Joran y Gabe por salir de una de las paradas, todo un drama cada vez

Jordan

Gabe

El pinguino polizon

Intentando pescar

Limpiandose las patas


Almuerzo del sabado, estofado en lata con arroz

Los barrancos se erosionan con el agua y los arboles terminan en el agua

Toco remar bajo la lluvia


Tras un par de horas bajo la lona, seguimos la marcha, bajo la lluvia pero que por suerte no era muy fuerte, y cuando según mis cálculos llegamos a un punto donde nos quedaban unos 40 kms por recorrer para el domingo, armamos campamento. Ya habíamos cenado bajo la lona así que armamos las carpas, otro fuego y yo me fui a dormir, y ellos se quedaron con otra botella de whisky.

Campamento de lona, sobre las huellas de oso

Domingo por la mañana, por suerte había parado de llover, tras desayunar y armar campamento salimos. Mo me había dicho que si estaba lindo nos iba a ir a encontrar en su bote así que yo quería estar lo más cerca posible de la casa de Mo para cuando ella viniera en su barco. Y me pase todo el domingo remando sin parar, si bien el viernes y sábado había remado bastante dos por tres cuando le sacábamos mucha ventaja a los otros dos dejaba que la corriente nos arrastrara y me ponía a leer un libro. Para cuando estábamos a un par de km de la casa de Mo, vemos que viene un bote y tal cual, eran las chicas, Zoe, Dave y Mo y venían con mate. Lo más divertido era que todos ellos venían con camperas de invierno y yo estaba sin remera, aunque por hacerme el canchero me queme las espalda, pero nada muy grave.

Campamento del domingo

A 10 km de Inuvik.

Gabe y Jordan llegando a la orilla

Tomatito

Foto desde el bote cuando nos encontraron el domingo por la tarde


Amarguenado en la canoa

Llegando a lo de Mo

Al final llegamos a lo de Mo, descargamos las canos y yo me fui a buscar la camioneta para subir las canoas y las cosas y allá llegaron Jordán y Gabe. Todos vivos y cansados pero contentos de haber hecho la travesía.

Llendo a buscar la camioneta

Aparentemente Jordan y Gabe tenian la peor canoa por lo que durante los 3 dias nos dieron mas y mas cosas para acarrear nosotros porque en la de ellos no entraba, solo una vez durante los 3 dias reconocieron que no era la canoa o la carga sino que eran ellos el problema del sobrepeso jijijiji.

Mi última semana no tuve a ningún invitado, varias comidas como es tradicional pero el viernes justo antes de irme el clima mejoro y Mo nos invitó a ir a hacer esquí sobre el agua, justo también yo tenía una comida pero no me pareció mal llegar un poco tarde para probar de esquiar sobre el agua. Se podrán imaginar que el agua estaba bastante fría pero nada extremo ya que ha tenido todo el verano para calentarse, pero tras varios intentos no pude salir del agua, paulina también intento pero no pudo, Ana ni siquiera probo y Zoe que quiso probar no pudo porque los esquíes eran muy grandes y se le salían jijiji.

entrando al agua estaba bien fria


Intente varias veces pero nunca pude pararme en los esquies

Y así me despedí de Inuvik, el sábado arme el bolso y limpie la casa en un ratito, como es costumbre dejando todo para último momento y salí rumbo a Yellowknife en donde me iba a quedar un par de días y de ahí rumbo a Edmonton y Calgary pero eso se los cuento en el próximo articulo


Tambien estube de peluquero, pero ya me di cuenta de que no es lo mio, menos mal que el pelo crece jijiji

Tambien estuvimos provando con pau de jugar al softball, menos mal que nuestro equipo no estaba para ganar el torneo porque nos llevo media temporada aprender las reglas jijij, pero eso si pegarle a la pelotita le pegaba

Gracias por leer

Juan