Translate to Enlgish

sábado, 19 de noviembre de 2011

Las Carolinas del Sur y del Norte

Acá volví a escribir, la verdad que me tome unas buenas vacaciones de mis vacaciones. Gracias a Margarita y Cary que me recibieron tan bien en su casa en Raleigh en Carolina del Norte.

Pero tras una semana y pico al pedo en la casa, haciendo poco y nada y comiendo mucho. Decidí salir a recorrer las Carolinas. Porque me invitaron a pasar Acción de Gracias acá así que salí a dar una vuelta para volver para Raleigh y luego de la fiesta sigo viaje.

Lo más destacable de mi estadía en lo de Margarita es que le ensene a Cary y al vecino de ellos, Bill, a jugar al Frisbee Golf y los dos quedaron encantados. Ya hemos ido a jugar un par de veces y esta semana que me voy a quedar acá de nuevo espero vayamos unas veces más.

Y el lunes arranque viaje rumbo a Wilmington, pero como termine saliendo a las 10 am y me dio sueno en la ruta por lo que pare a almorzar y dormir una siesta no llegue a la ciudad hasta la tardecita que acá son las 4 pm, con el cambio de hora ahora obscurece a las 5 30 pm por lo que no tengo muchas horas de sol para hacer muchas cosas. Igualmente llegue a jugar las primeras 9 canastas de un circuito de Frisbee Golf que es de categoría profesional y la verdad que no era nada fácil, no lo pude terminar porque se me termino la luz. Lo bueno es que los primeros días hizo bastante calor así que no me dio pereza andar en la camioneta. Como llegue tarde a Wilmington no recorrí mucho la zona pero ya me prepare para el día siguiente.

A las 8 estaba en la ruta, de viaje a Charleston, pero pase por Myrtle Beach en donde aprovechando el sol y el calor me fui a caminar por la playa. Se ve que es una zona para gente jubilada porque no vi a nadie de menos de 50. Gente pescando y caminando por la playa todos viejos lo cual significa que hacía calor enserio y que no era yo el que estaba acalorado. La playa es muy linda pero el tema es encontrar un lugar para entrar ya que está lleno de casas y hoteles en la playa misa y las entradas públicas son re chicas y casi no hay lugar para estacionar. No me quiero imaginar en el verano lo que debe de ser para encontrar donde estacionar.


La playa en Myrtle

Estuve a punto de meterme a bañarme un rato pero tras ver que la costa estaba llena de aguas vivas y bien grandes decidí que mejor no me metía al agua.

Aguas vivas en la playa

Luego de mi caminata por la playa seguí viaje a Charleston, una vez en Charleston me fui a jugar al Frisbee golf y después me fui a recorrer la costa. La costanera tenía un aire a Piriapolis y estaba muy prolija. Me gustó mucho, además había varias plazas y parque con cosas de la guerra civil y las casas tienen ese estilo antiguo y sureño que no había visto hasta ahora. Charleston esta en Carolina del Sur.

Cuando estaba tratando de decidir si me iba a quedar ahí por la noche o si debería seguir manejando hasta Columbia vi que había un muchacho poniendo una cuerda para caminar sobre ella haciendo malabarismo. Pero estaba teniendo problemas para colgarla solo así que me ofrecí a ayudar. Resulto que Cassey estaba en Charleston viendo qué hacer con su vida y que le gustaba ir por la tarde después de trabajar a caminar sobre la cuerda floja para relajarse. Tras cinchar un buen rato logramos tensarla lo suficiente para poder usarla y luego de mostrarme algunos movimientos sencillos me dejo subir a probar mi suerte el tema resulto ser que quedarse quieto nomas es difícil y no logre aguantar lo suficiente para que Cassey me pudiera sacar un video a mi parado en la cuerda, ya que para subir me apoyaba en el brazo de Cassey y cuando este me soltaba para ir a agarrar la cámara yo terminaba en el piso. Tras 2 o 3 porrazos decidí que no iba a resultar así que no me van a poder ver haciendo equilibrio.

Parque en Charleston

video

Andando en la cuerda floja, no, no soy yo.

Atardecer en Charleston

Cuando se nos vino la noche que no se veía nada, me despedí de Cassey y me fui manejando hasta Columbia porque así aprovechaba el día siguiente en pasear y no perdia horas de sol manejando.

Llegando a Columbia para para pegarme una ducha en un descanso en la ruta y ya me quede a dormir ahí también.

A la mañana siguiente llegue a Columbia y tras dar unas vueltas en la ciudad y jugar una ronda de Frisbee Golf, como verán ando muy enganchado con el juego, se entró a poner feo. Seguía haciendo calor pero estaba pesado y nublado así que me fui para Charlotte porque no quería manejar de noche con lluvia y me fui a un cine barato.

Por $2 me vi dos películas y pase el rato ya que antes de llegar a Charlotte se había largado a llover y no paro hasta la mañana siguiente casi al medio día.

Menos mal que acá te dan el pronóstico hora por hora del día y andan más o menos bien porque sabiendo que para la tarde iba a estar bien me fui a un parque nacional y me hice una caminata si bien tuve que esperar en Libertad a que saliera el sol pero entre los libros y la compu siempre puedo matar unas horas sin problemas.

Así que me mande una caminata de 6 kms a la cima más alta de la zona, nada grandioso pero lo suficientemente alto para tener una muy buena vista de la zona. El parque nacional se llama Crowders Mountain y el pico que subí yo se llama Kings Pinacle.

Desde la cima en King's Pinacle

Las vistas la verdad muy lindas y se veía el centro de Charlotte que estaba a 65 kms de distancia así que imagínense lo claro que estaba el día y lo alto que estaba yo.

Charlotte desde la cima de King's Pinacle

Para ir rematando la vueltita me fui a pasar la noche a Troy un pueblo a mitad de camino entre Charlotte y Raleigh pero que queda cerca de otro parque nacional que se llama Raven Rock en donde me mande otra caminata antes de volver a la Casa de Margarita.

Esta caminata me llevo a un pequeño salto de agua y a un lago. Pero en esta época ya no quedan casi hojas en los árboles y con el sol brillando por la tarde las vistas son muy lindas y como había llovido hacia un par de días el olor a vegetación mojada la verdad que se disfruta. Sumado a que como esta medio frio no andaba ni el perro a la vuelta jijijijij.


Salto de agua en Raven Rock
La caminata en Raven Rock

Y así me volví a Raleigh, ahora a conocer a las primas y hacer un poco más de nada hasta la semana que viene y de ahí seguiré viaje pero con una pequeña sorpresa que les contare en unos días. No se preocupen nada grave y el viaje continuo así que no se preocupen que todavía quedan muchas historias por contar.

Gracias por leer

Juan