Translate to Enlgish

sábado, 15 de diciembre de 2012

Cruce de Frontera Honduras - Nicargaua

Saliendo de lo de Jorge John me pidió si no lo llevaba por lo menos a través de Tegucigalpa porque por lo que parecía, luego termino siendo cierto, la ruta iba a través de la ciudad y eso normalmente es bastante peligroso para andar en bici y más cargado cómo va el.

Así que con gusto cargamos la bici en la camioneta y salimos rumbo sur como siempre, mi idea era tal vez quedarme cerca del Golfo de Fonseca una noche y después cruzar la frontera por la mañana temprano. Mientras que John tenía idea de irse para El Salvador primero y luego cruzar para Nicaragua unos días después.
Sobrevivimos Tegucigalpa sin mayores contratiempos, para variar la ruta realmente fue fácil de seguir dentro de la ciudad y solo paramos a preguntar para cerciorarnos que veníamos por buen camino y cuando llegamos a la encrucijada que nos iba a separar lo deje a John y continué mi viaje pero no había hecho ni 500 mts desde que lo deje a John cuando me para la policía. 

John con su bici despidiendose de Libertad

Todo bien como de costumbre pero otra vez me querían romper las pelotas con lo de las cintas reflectoras que todavía no había comprado pero que ningún vehículo de uso particular tenia, pero cuando pasaba un ómnibus o camión se apuraba a mostrarme pero otra vez le dije lo mismo. Le pedí me diera la multa pero le dije que no me parecía justo que los de aduana me dejaran pasar y luego me salieran con esas cosas pero como vio que yo estaba dispuesto a recibir la multa me dejo ir.
A todo esto recién eran las 11 de la mañana así que de calentura me decidí a cruzar la frontera para Nicaragua ese mismo día ya que no quería dejar más plata en un país en donde la policía me quería robar. Como van cambiando mis actitudes durante el viaje, ahora prefiero pagar una multa ficticia que darle más plata a la policía corrupta y como me molesta tanto esa actitud que de cierta forma me las desquito con el pueblo que no tiene culpa directamente al menos pero bueno así me sentí y así lo hice.
Llegue a la frontera equivocada porque cuando quise esquivar una ciudad para no tener que lidiar con el tráfico de la misma seguí los carteles que indicaban la frontera pero no me di cuenta de que estaba yendo para la frontera más al norte y que me iba a alejar mucho de mi camino pero bueno para cuando me di cuenta ya estaba ahí y no valía la pena echar para atrás.
Me dio más trabajo cancelar mis cosas en la frontera de Honduras que en ninguna otra y cuando digo trabajo me refiero al tiempo que me consumió que los de aduanas se dignaran a cancelar la entrada de Libertad al país, los de inmigración no fueron tan desmorones. Obvio que Honduras no iba a ser menos y tenía un enjambre de personas ofreciéndome a ayudarme con el tramite a pesar de que les continuaba diciendo que no tenía plata para darles y que ya sabía hacer los papeles, lo que más me molesta es la insistencia al grado de darte ganas de mandarlos a todos a la misma mier…. Y encima te dicen que con US$5 está bien que no es nada que les da para el fresco (léase coca cola) nada más y te lo dicen con una soltura que más bronca me da.
Pero tras cancelar todo en Honduras pase a Nicaragua y una nueva horda llego a mi lado, esta vez vendedores de seguro, porque en Nicaragua es obligatorio comprar un seguro por un mes para el vehículo, un curro bárbaro porque la póliza que te dan es una cagada solo $5000 dólares contra terceros por lo menos el costo de la misma no es tan alto como en Belice y solo me salió $12 dólares, pero como todo en los cruces de frontera algo fácil se vuelve algo molesto cuando tenes a 3 tipos gritando uno sobre otro tratando de venderte algo que seguro les tenes que comprar, así que termine optando por el primero que llego a la ventana que también fue único que me respeto cuando les pedí que me hablaran de a uno.
Mientras el del seguro me hacia la póliza, fumigue la camioneta otros $3 dólares que se fueron ahí. Y de ahí pase a Inmigraciones en donde me cobraron $12 dólares pero como siempre inmigraciones fue rápido y sin mayores problemas, menos mal porque yo tenía miedo que me rompieran las bolas porque el pasaporte está bien lleno de sellos y no hay mucho lugar donde meter la estampa pero Nicaragua tampoco te sella el pasaporte así que no hubo drama, ahora espero que en Costa Rica tampoco me jodan por eso.
Pero como siempre aduana es un parto, que saca una copia de esto y una de aquello, pero después de sellado saca otra copia, como ya es costumbre no hay fotocopiadora en la oficina y hay que hacer cola en la fotocopiadora y después otra vez a hacer cola en la oficina. Pero por lo menos no me cobraron el tramite solo las fotocopias.
Para cuando termine todos los tramites ya habían pasado como 2 horas de que llegara al cruce de frontera y se me había ido la tarde para llegar a León que es donde quería llegar yo porque ahí estaba Goratz por unos días, pero como manejar de noche no me interesa llegue justo a tiempo a Estelí que está a unos 150 kms de la frontera y ahí pase la noche.
De primera impresión me gusto Nicaragua parece mucho más organizado que el resto de los países que venía pasando, con oficinas de turismo y folletos de información y mapas. Además que las rutas que venía haciendo estaba bien marcadas y en muy buen estado. Aunque el tráfico no mejoro mucho con respecto a los otros países jjijijij. Veremos cómo sigo pensando con el correr de los días.
Gracias por leer
Juan

martes, 11 de diciembre de 2012

Zambrano

Cuando llegue al Caserío Valuz, que es donde vive Jorge en Zambrano, llegue con un poco de dudas, no muchas pero si algo porque yo estaba llegando a este lugar porque estando en México Jorge me invito a través de Couchsurfing a pasar a visitarlo pero a pesar de que tiene muchas referencias y todo me quedaba la duda de porque la invitación. Pero al llegar a la casa y saludar a Jorge se me fueron todas las dudas que podía tener, me dio una muy buena impresión de entrada y la verdad ya varios después mientras escribo estas líneas estoy contento de decir que no me equivoque, al menos sigo vivo jijiji.


Ahi entre todos los arboles esta el Caserio Valuz

Jorge esta haciendo su arbol genealogico pero con fotos, me gusto la idea 

Pasillo en el Caserio Valuz que es tambien una exposicion de todo tipo de objetos que Jorge ha acumulado a traves del tiempo, al fondo estaba mi habitacion 

Chepe (Elvis) y Sonia son los dos empleados que mantienen el hotel limpio y lleno de alegria porque los dos siempre andan de muy buen humor

El día que llegue a Zambrano, llegue como siempre cansado por el cruce de fronteras y el viaje así que no tenia muchas ganas de hacer mucho. Igualmente cuando llegue justo Jorge estaba cocinando el almuerzo con Benito que era un huésped que estaba en el hotel, no se si les había contado pero Caserío Valuz es un hotel de campo muy lindo con sus 15 habitaciones muy tranquilo y muy placentero, quien se iba enseguida pero con quien tuvimos una muy linda charla.
Después del almuerzo lo fuimos a dejar a la ruta para que se tomara el ómnibus a Tegucigalpa y nos quedamos conversando con Jorge el resto de la tarde.
El viernes Jorge normalmente va a Comayagua, antigua capital de Honduras, o a Tegucigalpa para comprar comida y hacer tramites y cosas porque Zambrano es un pequeño pueblo de unos 5000 habitantes y no tiene muchos servicios.
Así que me fui con Jorge a conocer Comayagua y a ayudarlo con algunos mandados. Pasamos por el mercado, el banco y otros lugares muy interesantes, me recordó mucho a Antigua pero al menos esta vez no tenía la camioneta para que me robaran jjijijij. Nos pasamos todo el día dando vueltas pero como Comayagua esta en un valle el clima estaba mucho mas agradable que en Zambrano que esta a mas de 1400 mts de altura y tiene un clima mas bien templado y frio por las noches, aunque en verano Comayagua se pone bien caliente.
En el camino de regreso un niño que iba delante de nosotros en el ómnibus se nos puso a conversar y al final nos termino vendiendo una bolsita de Pinol, es un preparado de maíz tostado, semilla de sésamo, pimienta dulce, canela y alguna otra cosa que va todo molido y se usa para hacer una bebida con leche, a mi me pareció muy parecido al gofio pero con mas sabor. Muy rico caliente o frio

Catedral de Comayagua 

 Ruta entre Zambrano y Comayagua


El sábado fuimos a una aldea que esta a unos 15 minutos de Zambrano que se llama San Francisco de Yoroguara en donde nos encontramos con Eduard y con Rubito, dos niños que viven ahí y son amigos de Jorge y que se suman a las caminatas que hace Jorge con muchos de sus invitados de Couchsurfing por la aldea, visitando gente y compartiendo lindos momentos. No fue casualidad que fuéramos el sábado a San Francisco porque ese es el día que una señora hace Tamales y a Jorge que le gusta mucho la buena comida le gusta siempre para a comprar uno o dos tamales para el almuerzo. Rubito y Eduard me mataron a preguntas e hicieron la jornada muy entretenida, lo que se me adueñaron de la cámara y no logre sacar fotos yo, y a ellos les temblaba mucho el pulso así que no tengo muchas fotos de esa tarde tan amena.



Roman quien nos regalo unas ricas canas de azucar 

Cuando nos alejamos de la camioneta vimos que causo bastante curiosidad en los locales 

Clasica vista en estas epocas, plantan frijoles entre las canas secas del maiz 

Yo, Jorge y Eduard 

Rubito se saco una autofoto


El domingo fue mas tranquilo, aunque muy entretenido porque vinieron visitas, el martes iba a ser el cumple de Jorge y vinieron una sobrina y su esposo, una hermana y unas amigas a pasar el medio día. El medio día se torno en toda la tarde que nos quedamos de sobre mesa. Yo para homenajear al del cumpleaños cocine una torta y unos panes de ajo. Lo que mas me gusto de esa tarde es que la familia de Jorge no me trato como a un invitado sino como a un amigo de la familia de mucho tiempo y eso se sintió en que la mayor parte del tiempo hablaban entre ellos de temas comunes y no se centraba la atención en mi y en mi viaje.

Byron, Virginia, Angela, Sonia, Jorge y Analia en la cocina

Ya con los días las novedades iban pasando y los días se iban haciendo mas tranquilos, también gracias a dios el clima iba mejorando porque a pesar de que no hacia calor, ya por lo menos no hace tanto frio. Así que el lunes fuimos a visitar a otros amigos de Jorge que viven cerca de la casa pero como estaban con otras visitas nuestra visita fue breve.
Martes, ahora si el cumpleaños oficial, nuevamente venia mas de la familia y hasta llegaba John que es un muchacho de Colorado que salió de Oaxaca, México en bici hace 2 meses y quiere llegar hasta Colombia pero no sabe bien como va a hacer ni cuanto tiempo. Yo por mi parte cocine de nuevo varias cosas que gustaron mucho y nuevamente pasamos otra velada muy amena, lo único malo fue que la hermana de Jorge que vino con su familia a cenar termino llegando tarde y no se pudieron quedar mucho rato pero a pesar de que eran otras personas el trato fue igual que el domingo y eso me gusta mucho.



Jorge y John son los unicos nombres que me acuerdo de esta foto jijij


El resto de los días mas tranquilos, conversando mucho, limpie la camioneta que había quedado muy llena de tierra por el camino en Honduras además de muy desorganizada y finalmente tengo una lista completa de todo lo que me robaron porque me di cuenta mientras la limpiaba que también me robaron un bolsito con la aspiradora y unos cargadores que a mi me servían y seguro que a ellos no, lo cual me hizo enojar un poco pero bueno ya es tarde y ya veré como los remplazo.
El Sábado llego un grupo grande al hotel, 33 ciclistas que salieron desde San José, Costa Rica y van rumbo a la ciudad de Belice, el día que tienen planeado llegar es el 21 de diciembre que es el fin del calendario maya y por eso el viaje se llamaba “Doomsday Ride” (viaje del fin del mundo) lo cual me hizo reír mucho. Para ayudar a Jorge estuvimos con John sirviendo y conversando con la gente ya que la mayoría no hablaba español, y como solo iban a pasar una noche y se querían acostar temprano servimos la cena bien temprano y luego el desayuno para que pudieran salir temprano porque hacen etapas de unos 100 a 140 kms por día y si no están en el destino a las 5 de la tarde los van a buscar por razones de seguridad para que no anden por la noche en la ruta. Ahora lo más increíble es que el tour les costaba a cada uno $5000 dólares, y cada uno tenía que poner su bicicleta y los repuestos por si se rompía algo. La empresa les organizaba la comida y el alojamiento, además de la ruta a seguir que no eran las rutas principales, y tenia varias personas acompañando el grupo como ser una doctora, un mecánico y gente que ayudaba. Pero igual me pareció una suma muy elevada para andar en bicicleta.
Otro día aprovechando que salió el sol, ya hacia como una semana que se pasaba nublado la mayor parte del día, nos fuimos con John hasta la Cascada Escondida.
La cascada escondida según me conto un muchacho que conocimos cuando llegamos fue “descubierta” por Jorge, o sea que todos sabían que estaba ahí pero nadie iba de paseo, pero después que Jorge empezó a mandar a sus huéspedes y a recomendarla a otras personas se ha vuelta un lugar de visita obligada cuando se esta de paso por Zambrano. Yo pensé que iba a ser una cascadita mas pero me sorprendió porque tenia una pequeña cascada con su poza de agua pero de la rama de un árbol había un columpio del cual estaba muy divertido tirarse y después de ahí había otro salto bastante mas alto, unos 40 mts calculo yo que estaba muy bueno pero no se veía bien de arriba así que bajamos por un camino muy empinado y llegamos a otro saltito pero no podíamos llegar al salto grande. Menos mal que William el muchacho que conocimos se animo a venir conmigo y subimos el salto y de ahí fuimos a ver el salto más grande que la verdad estaba muy bonito.




Primer salto en la cascada escondida 

Salto grande visto de arriba 

video
Jugando en el columpio

video
William saltando desde la piedra

William y Yo antes de bajar a ver el salto grande 


Salto grande al fondo


Por fin el salto mas alto visto de frente


video
Ya volviendo de ver el salto mas grande un ultimo salto

Mucho mas no recuerdo de haber hecho porque tras tantos días haciendo poco todo se vuelve un poco borroso en los recuerdos, más cuando me paso varios días sin escribir jijiji. Lo que también recuerdo es que en los últimos días con John  nos pusimos a jugar mucho al ajedrez y si bien me derroto en casi todas las ocasiones al final los partidos estaban bastante parejos.
Muy a pesar de Jorge cuando llegaron las 2 semanas de mi arribo decidí partir rumbo a Nicaragua o tal vez a alguna otra parte de Honduras todavía no lo he decidido bien pero ya sé que no voy a ir a las Islas de la Bahía porque no puede encontrar nada para hacer de voluntario o por lo menos no tener que pagar estadía y como es tan caro no me quise arriesgar a ir y después encontrarme que no me podía quedar, así que para otra vez será.
Gracias por leer
Juan