Translate to Enlgish

domingo, 18 de diciembre de 2016

Cuzco y salida de Peru

Ya habíamos ascendido bastante en el camino a Puquio pero todavía faltaba un buen tramo de ascenso para llegar a Cuzco. La ruta en las montañas siempre es lenta por las curvas continuas y por el tránsito pesado que no podes pasar por las curvas jijiji. Pero con las vistas tan lindas que tuvimos en el camino a Cuzco no se hizo tan pesado. Además que ahora que tengo el GPS con un buen mapa y funcionando bien pude ver que en un punto del camino llegue a pasar los 4400 metros sobre el nivel del mar que creo ha sido lo más alto que Libertad ha estado, siendo la marca anterior 4200 al pie del Cotopaxi y créanme que pasados los 4000 msnm se pone difícil para Libertad especialmente si la pendiente es muy pronunciada pero por suerte pasando los 4000 metros más o menos en este tramo era más bien paramo lo que permitía un ascenso más leve con menos curvas que ayuda un montón al no tener que reducir la velocidad en los curvas cerradas y después tener que exigirle al motor más esfuerzo. Lo que si se nota es la falta de oxígeno que hace que Libertad trague más nafta todavía porque no hay suficiente oxígeno para hacer una buena combustión.










Camino de Puquio a Cuzco


Nueva marca de altitud para Libertad!!!!
















Es increible la paz y tranquilidad que hay en el paramo. Da gusto parar y quedarse mirando el paisaje mientras no hay nadie a kms de distancia

Por suerte llegamos temprano a Cuzco, primera impresión, las calles en la periferia de Cuzco estaban en muy malas condiciones, una ciudad grande y ruidosa y sucia pero no tanto como me esperaba, obviamente esa no era la parte histórica de Cuzco y mucho menos la parte turística. Trafico tolerable pero mala señalización vial, gracias GPS.
Ya cerca del centro encontramos hoteles por montones pero como en todas las grandes ciudades el problema es estacionar, las calles angostas y empedradas sin bien muy pintorescas no ayudan. Al final tras mucho buscar encontré un estacionamiento en el patio de una casa que no era nada barato pero negociamos por día en vez de por hora y de ahí salimos a buscar hotel porque era imposible dejar la camioneta en la calle e ir a ver hoteles  con el tráfico que había. Encontramos un hotel bueno bonito y barato y salimos a explorar la ciudad.
Theresa quería hacer Machu Pichu y yo quería descansar y ver si ahora que estaba relativamente cerca de Rio Branco y Porto Velho podía conseguir algo de información sobre la BR-319 que es la ruta transamazónica que va a Manaos desde Porto Velho pero que todas mis búsquedas en internet no me habían proporcionado información confiable.
Y acá es donde todo se entró a complicar y ponerse un poco preocupante.
Muy tranquilos dimos una vuelta por la ciudad mirando edificios que tienen todavía murallas hechas por los incas y viendo a la gente con sus atuendos tradicionales….. hasta que entramos en un pequeño quiosco a preguntar por tours de un día a Machu Pichu para Theresa, porque yo quiero hacer el camino del Inca así que voy a esperar a la vuelta para visitar Machu Pichu. Y ahí se nos vino el alma al piso a los dos. A Theresa se le vino al alma al piso porque nos dijeron que justo al día siguiente no iban a hacer tours a Machu Pichu porque el gremio de los productores agropecuarios iba a cerrar las rutas de salida de Cuzco a la medianoche por 48 hs por una huelga que iban a hacer. Que la única opción era salir a las 10 pm en ómnibus, te llevaban a la hidroeléctrica donde tenías que caminar 4 horas por el desierto de noche para llegar a la madrugada a un pueblito de ahí en tren hasta Aguascalientes y de ahí en bus a Machu Pichu, pasar el día en Machu Pichu la noche en Aguas Calientes y volver a Ollantaytambo al día siguiente con suerte para agarrar el último tren a Cuzco o sino tener que pasar la tarde y noche en Ollantaytambo antes de poder volver a Cuzco. El problema  era el tiempo porque con los pocos días que teníamos y yo sin saber que iba a pasar en la ruta a Manaos no me quería arriesgar porque no llegar a Manaos a tiempo significaba no agarrar los vuelos de conexión a los otros vuelos así que tras confirmar en 3 lugares más que el paro era oficial y que para ir a Machu Pichu el lunes esa era la única opción Theresa decidió no ir. Y mi susto era que algunos decían que iban a bloquear todas las salidas de Cuzco por 48 hs. Básicamente me dijeron que estaba secuestrado en la ciudad por 48 hs. Y a cuanta más gente le preguntaba menos claro me quedaba que estaba pasando, le pregunte a los vendedores de tours que todos tenían una recomendación e información distinta, de no intentes salir porque te van a apedrear el vehículo a anda que no hay problemas si vas para el sur (supuestamente la huelga solo iba  a afectar el acceso al valle sagrado que es donde esta Machu Pichu), le pregunte a un montón de taxistas y la mayoría no tenía idea de que iba a haber huelga y los que me dijeron que si sabían no tenían idea de que iba a pasar. Conductores de ómnibus inter urbanos no fueron de mayor ayuda y ni la policía normal ni la policía turística sabían de la huelga a ciencia cierta. En si tras preguntarle como a 10 personas obtuve como 20 respuestas distintas. Buscar en Internet no ayudo y el noticiero tampoco reporto nada. Lo que si logre por fin fue encontrar un blog de un brasilero que había cruzado desde Porto Velho a manaos hacia unos meses y tenía un relato medianamente útil de las condiciones de la ruta así que por fin sabía que se podía hacer en 2 o 3 días con cuidado pero que no estaba tan mal como antes ya que estaban activamente reparando la ruta aunque todavía es mayormente de tierra.
Al día siguiente nos levantamos y la información sobre la huelga seguía siendo variada y sin posibilidad de confirmar o descartar nada. Así que caminamos un rato más en la ciudad fuimos al mercado y al medio día decidimos salir de Cuzco y si veíamos que la ruta estaba cortada nos íbamos a volver sin llegar al donde estaba el corte para no arriesgar a Libertad o a nosotros mismos jijiji. Por suerte la huelga no afecto la parte sur y aunque nunca supe si al final hubo huelga o no en el acceso al Valle Sagrado me quede sorprendido por la falta de información con respecto a algo que iba a afectar tanto a la ciudad ya que uno de los principales atractivos turísticos de Cuzco es Machu Pichu. Pero la ciudad me gusto me pareció interesante, con mucha cultura y con mucho potencial. Bastante limpia con respecto a otras ciudades Peruanas y pseudo organizada jijijijiji La verdad que cuando vuelva por Perú estoy seguro que voy a pasar unos días en Cuzco no solo para aclimatarme a la altura previa caminata por el camino  del Inca sino para explorarla un poco más.






Calles de Cuzco, zona turistica


Muro Inca


La base es de un edificio Inca, obvio que la iglesia es de los espanoles

En el mercado hay montones de puestitos de jugos de fruta


Yo prove jugo de Lucuma, que para mi tenia un gusto parecido a gofio. Igual me gusto

Pero bueno esta vez salimos sin problemas, el único temita era que cada vez más Libertad me estaba diciendo que algo andaba mal jijiji, yo estaba convencido que era la cruceta delantera  que tenía juego porque cuando iba acelerando entre 30 y 40 kms por hora o si iba a más de 90 kms por hora vibraba como loca jijiji. Se había puesto bastante mal después de las Líneas de Nazca cuando comenzamos a subir porque me toco ir a 30 y 40 kms por hora por mas rato de lo normal en vez de la transición a mi velocidad normal que es 80 a 90 kms por hora. Y ahora me estaba empezando a preocupar más que todavía me quedaban un montón de kms en montaña y luego selva antes de llegar a otra ciudad medio grande así que antes de salir del todo de Cuzco pare en una estación de servicio y pregunte por un mecánico. Justo había uno al lado de la estación y cuando hable con él me dijo que tenía razón que era la cruceta que tenía juego pero que no me podía ayudar porque no tenía prensa hidráulica para instalarla y tenía miedo de romperla si la metía a martillazos. Por suerte y casualidad yo tenía una cruceta de repuesto que compre en Colombia cuando estuve viendo si conseguía un cardan nuevo. Así que poniendo nuevamente infinita confianza en Libertad seguí adelante y dije que sea lo que dios quiera jijiji. En el peor de los casos tenía la parte y algo íbamos a inventar.
El camino de Cuzco a Quince mil que es un pueblito en la entrada a la selva fue mitad ascenso y obviamente mitad descenso jijiji, (en tiempo más que en distancia) La mitad de ascenso era la que me preocupaba más porque era cuando no podía controlar la velocidad para evitar los 30 a 40 kms tan fácilmente y cuando sabía que más iba a trabajar la  transmisión. Además que seguíamos en alta elevación y eso significaba que si seguíamos subiendo íbamos a pasar los 4000 metros sobre el nivel del mar que como dije antes no es lo que más le gusta a Libertad jijiji. Pero Libertad a pesar de sus vibraciones nada alentadoras y de que en más de una ocasión cuando estaba muy empinada no le llegaba nafta al motor (no es un sonido muy alentador cuando estas a 4 mil y pico msnm en una subida mortal y de repente aprietas el acelerador al fondo y el motor se para porque no le llega nafta o no le da para quemarla) pero en cambio de fuerza y con cuidado logramos pasar toda la cordillera llegando en el punto más alto a pasar los 4750 msnm con unas vistas que  por momentos te hacían olvidar todo lo demás.








Quien dijo que 4430 msnm es impresionante, deberia intentar 4753 msnm ahi realmente pones a prueba tu vehiculo, pero si llegas las vistas valen la pena.





Una vez que pasamos ese punto y comenzamos a descender ya todo cambio en un momento estábamos por debajo de los 4000 msnm y de ahí en más fue fácil, cada vez clima más cálido, mas vegetación, más rutas rectas  lo que no cambio fue la escases de población. Al final ya no estaba seguro de si Quince Mil iba a ser una población suficientemente grande para tener hoteles o estación de servicio porque muchos de los nombres que había visto en el mapa y asumido eran pueblitos resultaron ser un montón de casas nada más…
Una de las cosas que me llamo mucho la atención cuando dejamos las montañas fue que al pie de las montañas había mucha vegetación, muchos árboles y muchas plantas, en si un paisaje muy verde pero cuando más nos alejábamos de las montañas el aire tenía como un tono gris como si hubiera una niebla espesa pero que no era niebla era como si hubiera un fuego forestal o algún volcán estaba tirando cenizas, y cuando más avanzamos en lo que yo me imaginaba iba a ser un lugar de aire limpio y puro ya que literalmente estábamos a lado del pulmón del mundo pero era el aire. Obviamente la razón por la cual el humo era tan espeso es que básicamente siempre hay fuego en la zona, la gente todavía practica la tala y quema de selva para crear espacios de cultivos y cuando la capa fértil es destruida por las agricultura intensiva la abandonan y esperan unos años a que la vegetación la cubra para nuevamente quemarla y limpiarla y re plantarla. Así que durante un par de cientos de kms a pesar de estar ingresando a la región amazónica íbamos manejando en el equivalente a una gran ciudad en lo que refería calidad de aire.... lo cual es bastante aterrador.
 Pero por suerte llegando a Quince Mil encontramos un hotel con garaje y también había estación de servicio y ahí nos quedamos por esa noche a descansar antes de salir para Brasil…



La camara no demuestra tan bien la cantidad de humo en el ambiente



Fuego, tras fuego, tras fuego en la ruta para crear tierras de cultivo
Lo unico positivo del humo en el ambiente era como difusionaba la luz del atardecer...

Gracias por leer
Juan

No hay comentarios.:

Publicar un comentario