Translate to Enlgish

martes, 16 de mayo de 2017

Entrada a Brasil y ruta Br- 319 (ruta transamazonica)

Después de una agradable noche en Quince Mil, seguimos viaje cada vez más cerca de Brasil y todavía sin poder confirmar si llegar a Manaos por tierra era algo viable. Es loco como nos acostumbramos a encontrar información en internet y cuando no podemos es como que estamos perdidos, pero manteniendo el espíritu del viaje de ir y ver qué pasa jijiji, seguimos adelante, además de que volver no era una opción por tema de papeles para dejar a Libertad.
A mitad de camino entre Quince Mil y la frontera vimos a una pareja de mochileros haciendo dedo y los subimos, resultaron ser dos venezolanos que no estaban recorriendo el continente ya que Venezuela estaba complicado y sin muchas promesas. Diego chavista y Angélica no chavista. Ambos salieron por su cuenta de Venezuela y se conocieron en el viaje. Muy interesante fue la conversación con ellos porque por fin pude acceder a información de primera sobre Venezuela, una de las razones por las cuales estaba transitando ese recorrido en ese momento. Ambos, Diego y Angélica, estaban descontentos como iban las cosas a pesar de sus diferentes ideales políticos lo cual es un buen indicador de que las cosas están mal y con miras a empeorar.





El ferri tiene los dias contados



Cruce en Ferri antes de la frontera Peru Brasil, el puente esta en construccion pero todavia le falta un monton asi que no se si a la vuelta cruzo en ferri o por el puente.


Luego de varias horas de calor y monotonía en la ruta por fin llegamos a la frontera Perú – Brasil que era un momento decisivo para mí, porque como siempre tengo que planear donde voy a dejar a Libertad para no tener problemas con los papeles a la hora de salir del país y los comentarios que tenía era que en el norte de Brasil cuando ingresas un vehículo extranjero no te dan permiso para el vehículo mientras los papeles del vehículo estén a nombre de un extranjero y el extranjero este legalmente en el país todo está bien. Pero no tenía ninguna certeza de este hecho, para variar. Así que luego de dar la salida del Perú y hacer inmigración en Brasil pregunte como hacer los papeles de la camioneta, pero solo me pidieron la patente del vehículo y corroboraron que estaba a mi nombre y me dejaron pasar jijiji jijiji. Contento como mono con dos colas porque al menos sabía que podía dejar a mi querida Liberad por unos cuantos meses en Brasil sin preocuparme por lo menos de los papeles. Ahora solo faltaba ver si podía llegar a Manaos y encontrar donde estacionarla en Manaos, pero eso siempre es más fácil jijiji.

La frontera mas facil y rapida hasta ahora...


El humo es mucho peor de lo que se ve en la foto con la constante quema para preparar tierra arable.

Este arbol tiene un mini arbol creciendole encima jijijiji






Despues de un aguacero se limpia el aire por un rato





Es increible el cambio en el aire


Como Libertad seguía vibrando bastante no iba muy rápido así que no llegue a Rio Branco como tenía planeado, pero si llegamos a Brasilea. Como ya estaba obscureciendo no seguimos y para peor cuando estábamos buscando un hotel hubo un apagón en toda la ciudad y parecía una boca de lobo la zona donde estábamos buscando hoteles. Encontré uno sobre la ruta con estacionamiento y ahí mismo nos quedamos. Angélica y Diego decidieron intentar hacer dedo para seguir adelante porque ellos iban con rumbo a Brasilia, pero quedamos en que en la mañana si estaban todavía por ahí los llevaba hasta Rio Branco.
Notas sobre Brasil, Nafta muy cara jijiji, la más cara hasta ahora. Hoteles caros, comparados con el resto de Latinoamérica (o lo que he recorrido) aunque todos tienen desayuno continental incluido, comida bien y abundante con la mejor carne hasta ahora en Latinoamérica, no solo me voy a quejar jijiji.
Brasilea es un pueblo a una hora de la frontera así que seguimos de largo, los días se me estaban acortando y todavía faltaba bastante hasta Porto Velho. Rio Branco también lo salteamos porque se podía llegar en el día a Porto Velho si Libertad aguantaba claro.
Por suerte Libertad se porto, llegamos a Porto Velho a la nochecita y los dejamos a Angélica y a Diego en una estación de servicio para que continuaran su viaje, ellos iban con rumbo sur a Brasilia y yo seguís rumbo nor este para Manaos. Encontramos un hotel con estacionamiento y procedimos a averiguar posibles vías para llegar a Manaos. Las Opciones eran, manejar, pero todavía había versiones encontradas desde, ni siquiera lo intentes a no pasa nada, cualquier auto pasa. Otra opción era mandar la camioneta en balsa de carga y nosotros ir en ferri por el rio Madeiras pero el nivel del agua estaba muy bajo y las balsas estaban atrasadas y demorando una semana en llegar a Manaos y a estas alturas solo me quedaban 9 días para llegar a Manaos y comenzar el retorno a Canadá. Además de que no me aseguraban si la balsa iba a salir o no. Otra opción era dejar la camioneta en Porto Velho y volar a Manaos o ir en ómnibus a Manaos ya que hay 3 empresas que hacen el recorrido.
Igual para confirmar precios y salidas había que esperar a la mañana siguiente, pero al menos ya teníamos opciones jijiji.
Dormir, desayunar y salir a confirmar precios. Nada muy concreto a pesar de hablar con la gente de las oficinas, el rio estaba bajo y no se podía confirmar nada. Pero más y más gente me decía que la ruta estaba bien para mi camioneta y que no me preocupara que estaba en buen estado….
Sin poder confirmar nada decidí buscar un mecánico y arreglar lo de la cruceta antes de meter más kms mas si me iba a mandar a hacer la ruta BR 319. Encontré un taller grande que me dio presupuesto de 100 reales para cambiar la cruceta y tenían mecánicos disponibles. Muy amables todos y muy curiosos como siempre pero ahora estaba la limitación del idioma que si bien entiendo más o menos me cuesta bastante hablarlo jijiji me sale una mezcla de portunol con ingles metido de vez en cuando pero más o menos nos entendíamos yo creo. El mecánico me mostro la cruceta que estaba mal y 2 de los 3 rulemanes estaban partidos y habían marcado la abrazadera, metimos la nueva y quedo bien de bien o eso creía porque no hice ni 2 cuadras cuando se cayó el cardan y me quedé tirado al lado de la calle. Volví al taller y el mecánico fue conmigo a ver que paso, lo que paso fue que la abrazadera estaba tan marcada que no apretaba la nueva cruceta y no se conseguía la abrazadera por ahí, por supuesto que no estaba la parte jijiji. Pero bueno con un poco de mania y buena voluntad enderezaron la vieja y ahí si ajusto. Ahora estaba con más dudas que antes de hacer una ruta con potencial de estar en mal estado, pero no había muchas más opciones así que después de confirmar que la ruta hasta Humaitá estaba asfaltada nueva decidí seguir un poco más a ver que más podía averiguar.
La ruta Puerto Velho – Humaitá una belleza, carpeta asfáltica nueva todo el camino un plato la ruta la verdad. En Humaitá fui a la terminal de ómnibus y justo venia un ómnibus que llegaba desde Manaos le pregunte al guarda y me dijo que estaba un poco mojada pero bien, y en lo que me iba contento de que me habían dicho eso me gritan desde el ómnibus “Uruguay” me doy vuelta y veo a loco que se me arrima todo contento y me dice que es uruguayo y que venía desde Manaos y cuando le pregunte como estaba la ruta me dijo que estaba fea que habían demorado 24 horas desde Manaos, otra vez se me cayó el alma al piso pero si el ómnibus sin tracción en las 4 ruedas logro pasar con paciencia eso quiere decir que yo también podía jijiji. Así que ahí mismo me decidí que iba a manejar hasta Manaos y confiar en Libertad.
Pasamos la noche en Humaitá para salir tempranito y aprovechar la luz del día. La salida temprana se retrasó por problemas estomacales por parte de Teresa, pero fue algo pasajero y a las 9 am salimos de Humaitá, por un momento me la creí que tal vez no iba a estar tan mal porque los primeros 60 kms estaban excelentes, pero ni bien tuve que virar en la BR 319 se terminó lo lindo, el asfalto estaba ahí pero lleno de pozos al punto que era más lento que ir en tierra. Y de repente se terminó el asfalto y comenzó la tierra, pero al ser tierra las maquinas estaban trabajando y no estaba tan mal. El promedio de velocidad fue de 30 km/hr incluyendo paradas para tomar fotos y una gran disminución de velocidad para pasar puentes de madera que están en muy buen estado. que la verdad me sorprendió porque eso era algo que me habían dicho, de que los puentes estaban tan mal que la gente pasaba por el cauce del rio cuando estaba seco. 

Cuando se larga a llover, ser larga


Asi esta la ruta desde Puerto Velho hasta unos 60 kms pasando Humaita

De repente cambia un poco pero sigue bien

Ya no tan bien

Y se termino la buena vida








La verdad que tuve suerte, que no me toco lluvia en las partes de tierra. Pero se ve que cuadno se moja se pone mas complicado







Si, saque una foto por puente y son 46 en total jijijiji


Los de la obra estaban trancados, casi se desbarranca la maquina menos mal que la otra la logro sacar sino no pasabamos



Esperando a que me dejen pasar las maquinas que estan arreglando la ruta



Al final del viaje preferia los tramos de tierra porque estos pedazos con asfalto de la ruta origianl estan mucho echos pedazos y los pozos son mas profundos



Asi estaban los puentes hasta hace poco....

































No me tuve que bajar a mirar si estaba bien ningun puente la verdad que eso fue un gran alivio

Theresa en medio de la Ruta BR 319




Un poco de trafico, pero no mucho y hasta me encontré con dos personas haciendo dedo que no pude dejar tirados y me iban contando que hace 2 años que están arreglando la ruta que la han ensanchado y que el plan es poner asfalto de nuevo de punta a punta. Así que hay esperanzas de que mejoren las cosas. El progreso era lento pero continuo, la ruta seca en su mayoría con algunas partes mojadas por algún chaparrón pero igual transitable. A eso de las 4 30 pm a un poco más de mitad de camino para ser exacto en el km 586 (tomando Porto Velho como km 0) encontramos unas cabañas, 50 reales por la habitación y la cena para dos personas. No muy confortable, pero al menos había gente cerca para pasar la noche.













Por suerte cuando vimos esto ya ibamos mas de medio camino sino capaz de darme vuelta jijiji


En el hotel donde nos quedamos tenian una cabrita que nos siguio toda la tarde y comia comida de perro

Día 3 de viaje desde Porto Velho a Manaos comenzamos temprano y en un ratito llegamos al cruce del ferri, en ese punto había más casas y otro hotel así que de haber seguido el día anterior hubiéramos llegado a un punto seguro para descansar. También quiero mencionar que en el recorrido habíamos pasado una estación de servicio después de Humaitá y en el ferri había otra estación de servicio por las dudas. Como Libertad carga mucha nafta no me preocupe en cargar así que no se si el precio era mucho más caro que en el resto de Brasil.
Cruzamos el ferri y me dijeron que unos 80 kms mas y volvía el asfalto bueno, pero como última aventura antes de llegar a Manaos, unos 50 kms después del ferri me pareció que el freno no estaba funcionando muy bien, pensé que tal vez alguna piedra me había reventado los tubos de frenos o que se habían aflojado las conexiones con las vibraciones de la ruta porque cuando mire el nivel de líquido de frenos estaba bajo, repuse el líquido pero no encontré ninguna perdida. Mejoro un poco el freno pero no mucho. Pero no había mucho más que pudiera hacer más que seguir adelante y esperar que los frenos aguantaran por las dudas iba más despacio todavía, manteniendo mi promedio de 30 kms/hr porque ahora cuando frenaba el freno sonaba como metal contra metal al volver a arrancar la camioneta.
Finalmente llegue al asfalto y tras otros 40 kms llegamos a un pueblito, justo a la hora del almuerzo así que toco esperar pero el mecánico enseguida me dijo que lo que paso fue que se cayó un patín de freno del lado del chofer en la rueda delantera. Ni que hablar que no tenían repuestos disponibles para ese modelo y me dijo que lo que me podía hacer para ayudarme a llegar a Manaos era deshabilitar ese freno para que no me comiera los frenos pero que tenía que tener cuidado porque cuando frenara iba a tirar para un lado. Sin estar muy convencido pero sin más opciones acepte el “arreglo” sugerido pero cuando estábamos en eso un curioso que llego a ver la camioneta sugirió otro arreglo un poco mejor, adaptar un patín de otro modelo a la base del patín que se me cayó, así que fueron y soldaron un patín viejo en el patín viejo mío lo cortaron con amoladora y quedo como nuevo jijijijiiji. Al menos cuando frenaba no tiraba para un lado. Y así contra viento y marea llegamos un último ferri antes de llegar a Manaos.




Otro ferri, este en la Ruta BR 319

A estas alturas no tenia freno asi que aunque teniamos buena ruta no podia ir muy rapido jijiji


Por fin en el ultimo ferri ya rumbo a Manaos








La verdad que muy lindo atardecer para terminar la aventura de la ruta BR 319





Ahora como siempre no sé si las cosas hubieran salido mejor o peor si no hubieran pasado todas esas vicisitudes en el viaje, pero lo mejor que me pudo haber pasado fue que en el viaje en Ferri llegando a Manaos conocí a Paulo a quien voy a introducir en el próximo articulo pero quien me dio una gran bienvenida a Manaos e hizo nuestra visita a esa ciudad Memorable. Como tantas otras personas han hecho a lo largo del viaje. Así que yo siempre contento con todo lo que pasa porque me sigue demostrando que la gente es buena y considerada, solo hay que saber mirar…
Gracias por leer

Juan

4 comentarios:

  1. Gracias por publicar la experiencia! somo de Venezuela y queremos hacer la ruta, invertida claro! cuanto gastaron en combustible, comida, alojamiento? en que fecha hicieron la ruta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Greta, escribime un correo a juanconhambre@hotmail.com y te mando un poco mas de informacion

      Eliminar
    2. Hola Greta en septiembre hago la ruta, si quieres nos unimos para hacerlo en caravana. 04246823348

      Eliminar
    3. Hola Greta en septiembre hago la ruta, si quieres nos unimos para hacerlo en caravana. 04246823348

      Eliminar